En la calma de un desayuno de domingo

Todas las rutinas se han desarmado y las prisas han muerto en su propia urgencia, porque nadie llega tarde a nada, nadie tamborilea por la escalera como una estampida de ñus ni se oyen rugidos exigentes en la puerta del baño. No hay que hacer coletas. Ni preparar meriendas. No hay que mirar la agenda.

Anuncios

Un habano para viajar en el tiempo

Un buen habano siempre alarga el tiempo, lo dobla y lo desdobla como si fuera una hoja, lo hace dúctil, lo inflama de paciencia, lo convierte en un rato de vida que se recrea en la vida misma y, en ese círculo, el reloj se para y graba el instante para siempre.

El primero en el mundo

Cuando, al oler un cigarro por el pie (ojo, no la capa, el pie) te da peste a amoniaco, es que ese cigarro no trabajó lo suficiente. Mételo en el humidor y déjalo reposar. Sin prisa. Que no te pueda la ansiedad. Ya te lo fumarás

El terroir

Y si no lo he dicho ya, voy a decirlo. Y si ya lo he dicho, que es muy probable porque es difícil no repetirse, voy a intentar hacerlo de manera que parezca que lo que estoy diciendo es nuevo. A ver si te hago el lío. Existen una docena, más o menos, de denominaciones... Seguir leyendo →

Cuba, Cuba, Cuba

Havana Selección de Maestros es más seco que dulce y tiene en su esencia el regaliz de la melaza, pero a eso se le suma un amargor elegante y delicioso que se puede identificar, en los lados de la lengua, como cáscara de naranja

Con todos los sentidos

una capa colorada brillante preciosa, grasa, tersa, de esas que da placer acariciar durante un rato; olor en frío a heno, a tabaco bien fermentado, sin puntas picantes ni agresivas

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑