Mandrilia y la alfabetización universal

Siempre he creído que los amigos compran los libros (no esperan a que se los regalen) y con el libro compradito, se acercan al amigo a que se lo dedique. Los amigos de los amigos, bien pueden hacer lo mismo. Yo he tenido la oportunidad de echarle un vistazo al libro de un amigo mío, de próximo lanzamiento, y estoy convencido de que será un riguroso y amplio reportaje sobre un trozo clave de nuestra historia que, por cierto, se repite. Sí.

Se repite, se repite…

De hecho, la primera página es un informe del CESID fechado en junio de 1977 en el que se habla de cambio de etapa política, de obligado diálogo, de partidos políticos opuestos condenados a entenderse, de ceder espacios en beneficio del futuro de todos, de la necesidad de no mirar al pasado…

Y nosotros, en este país que ya se llama Mandrilia, estamos hablando ahora del asesinato de los abogados de Atocha. Sí, amigos. De aquello. Y fue una desgracia. Vale, pero ¿podemos ya hablar de otra cosa ya? Porque habrá que pasar página algún día.

En Mandrilía, un debate político se parece cada vez más a una reunión de historiadores de opereta, eso sí, cada uno con su revisión: las Guerras Carlistas, el Tratado de Utrecht, el Descubrimiento de América, la Romanización, la Cultura de los Millares y el hombre de las cavernas.

La otra diciendo que España tiene 3.000 años de historia. ¿Y qué más da? Como si son 6.000. Recuerdo a un nacionalista vasco que me argumentaba que antes de llegar los romanos a la Península, en Euskadi ya estaban los vascones (en la Gran Euskadi, claro, porque caían más bien hacia Navarra), los cátulos, los bárdulos y los austrigones.

Me quedé mirándolo y le pregunté:

– ¿Y a qué tribu perteneces tú?

Coincido con el análisis de tres amigos míos, a los que respeto y admiro por su enorme capacidad intelectual y su vasta cultura: la alfabetización universal e internet, juntos, son un grumo. Todo bien trae consigo un mal; todo movimiento hacia adelante desencadena un retroceso; todo amanecer, un ocaso y todo progreso, un regreso. Uno de los mejores libros que he leído en mi vida, “Poderes terrenales“, de Burgess habla precisamente de eso.

De documentar un milagro para beatificar a un Papa. ¡Y qué milagro! ¡Qué milagro! “Un milagro que me mató, Dios le bendiga“, que dice el ex leproso en “La vida de Brian“.

En Madrilia, vivimos tiempos en los que gente como Máximo Pradera son referentes de opinión y se comportan como los abusones del colegio: apoyados por miles de seguidores que se hacen eco de sus baladronadas, llenan las redes sociales con su sectarismo. Este tipo de gente, nieto, biznieto y sobrino de falangistas (vamos, que lo suyo es una pelea contra la maldita genética), está imponiendo por la fuerza una opinión única, apagando cualquier conato de debate político inteligente a fuerza de insultos y el que se atreva a disentir es “caverna”.

Así se construye Mandrilia. Arrasando con las opiniones moderadas. Algunos, antes de meterse con Pablo Iglesias, sienten la necesidad de darle una colleja a Mariano Rajoy para justificarse. Pero ¿por qué? Si toca meterse con Rajoy, porque lo ha hecho mal, con Rajoy; si toca con Pedro Sánchez, con Sánchez; y cuando le toque a Iglesias, a Iglesias.

Si me parece mal que el debate político en 2016 vuelva, redundantemente, a la Guerra Civil y al Franquismo (que ya es pesado el tema, que han pasado ya 80 años) para quitarle a Eugenio D’Ors, en nombre de no sé qué memoria, la calle que tiene en Madrid, lo voy a decir y eso no hace de mi un intolerante ni un facha ni un ser despreciable. Hace de mí una persona con una opinión digna de respeto que cree que Salvador Dalí, Álvaro Cunqueiro, Agustín de Foxá, Muñoz Seca… Y hasta el abuelo y el tío de Max tienen un lugar en la memoria colectiva. Me refiero a Sánchez Mazas y a Sánchez Ferlosio.

Pero, claro, ¿qué le vamos a pedir a Mandrilia?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

BURKINA J'ADORE

Some roads you shouldn't go down

A %d blogueros les gusta esto: