Vaginas y puros

Hoy me voy a poner serio.

La poesía o es un arma cargada de futuro o es un coño sí, pero infecto, con telarañas, del que no puede nacer ni con epidural más que un insulto feo y con ocho patas de los que ya se han proferido tantas veces, que huele a bacalao con pasas y que sólo lo aplauden los memos y hiere a los simples.

En Mandrilia, el nivel está muy bajito. No sólo de los que declaman orando sobre la divinidad indudable del coño, también de los que se sienten insultados por un parto sin dolor. No existe transgresión en atravesar fronteras que fueron borradas hace siglos, ni en lanzar una piedra más en una lapidación pública y si hay que blasfemar, que decía Tierno Galván, que por lo menos sea culto.

¡Vagina!

¡Qué país! Menos mal que nos queda Burkina.

Ayer me fumé un Rey del Mundo Demitasse con Cuqui Otequi en cumplimiento de una promesa, porque yo soy un tío de palabra. Que luego no se diga. Me había dicho el domingo:

Hace mucho que no te veo – y tenía razón, ¡vagina!

Así que le pusimos solución rápidamente, aunque fuera un rato para tomar un café y fumar un Rey del Mundo, marca de Habanos a la que yo le tengo un especial cariño, porque fue con la que me inicié en serio a fumar cigarros, no con el Demitasse, pero con Choix Supreme, un Hermoso nº4 (127 mm x 48).

Fue un ratillo de lo más gustoso. El cigarro es maravilloso, la charla con Cuqui siempre instructiva y amena, la medalla por los treinta años dedicado a la industria del tabaco más que merecida… ¡Qué vagina! A su manera, Cuqui es un revolucionario.

medalla

Como cigarro de media mañana, el Demitasse, que tiene por nombre de vitola de galera también una de mis preferidas, entreactos (100 mm x 30), es una auténtica delicia y es una lástima que no sea mucho más conocida, o quizá esa sea su gran ventaja, porque por muy poco dinero (pero muy poco), tienes garantizados veinte minutos, media hora, del mejor tabaco de Pinar del Río.

La fortaleza de un cigarro no viene señalada sólo por la cantidad de tabaco ligero que se incorpore a la liga de la misma forma que la resistencia de un cristal tampoco está definida únicamente por las capas de vidrio o el material con que esté hecho. La capacidad para insultar tampoco está sólo en la palabra emitida sino en la susceptibilidad del que recibe el insulto: los hay que, con su reacción, dan una importancia y un eco excesivo a lo que carece de ello.

Hay factores exógenos que influyen definitivamente en ese baremo. La propia percepción personal, sin ir más lejos. Hay fumadores que tienen costumbre de fumar más fuerte y lo prefieren y fumadores que eligen tabacos más suaves y el exceso de fortaleza les produce rechazo. La hora del día en que uno fume influye también. O fumar en ayunas, que es para hombres con la vagina “intonsa”. Buff. Si prendes un cigarro con mucha fortaleza pronto por la mañana, con un café sólo en el estómago, y vas a echar el humo por la nariz te dan ganas de decir ¡vagina!

¡Vagina fils de puta!

Por eso, la indicación del fabricante sobre la fortaleza del cigarro o lo que diga el brand ambassador en la cata son indicaciones orientativas porque, al final, lo que vale es lo que usted perciba.

Eso es lo que cuenta porque fumar un cigarro, como un insulto, es una experiencia personal.

Si el catador de turno percibe notas de coníferas en el cigarro y usted no, a saber si no le ha dado un trago al Ajax Pino o ha ido al baño antes de la cata y estaba requetelimpio y se le ha metido en la nariz el aroma de los pinares de Segovia. Eso no hace de usted un mal fumador. Sencillamente su percepción es distinta y eso es lo bueno.

El pasado carnaval le di a oler un cigarro premium nuevo en el mercado a un amigo experto en vinos, con buena napia y que tengo por bon vivant. Lo agarró con dos dedicos y se lo paseó bajo la nariz, acariciando la capa, olisqueándolo y husmeando dentro de su pie como si buscara trufas.

– Huele a chochete – me dijo.

Y tenía razón, aunque, claro, todos los que lo oyeron se descojonaron de risa.

Poned eso en una cata si tenéis arrestos. Eso sería transgredir. Decir “hijos de puta” en el Padre Nuestro es sal gorda.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

BURKINA J'ADORE

Some roads you shouldn't go down

A %d blogueros les gusta esto: