Mejor con… matices

Había escrito hoy un post sobre la complejidad y el nuevo paladín de las mujeres.

Sobre la necesidad de buscar matices a todo frente a la infantilización que supone la vida en blanco o negro.

Pero lo he dejado para el miércoles. Una discusión sobre política que mantuve anoche me ha hecho ver que debo escribir una precuela.

Algo sobre el yo ideal y el yo real.

Lo que somos y la imagen que proyectamos de la que, a menudo, somos víctimas.

Cuando me decidí a escribir el blog sobre cigarros cogí el nombre Burkina de una expresión de mi amigo Juan Diego Morales, más conocido en la blogosfera como Hormon Wells, con quien compartí blog durante cinco años en Wells & Bea-Murguía.

En contraposición con Mandrilia, ese país que cree que la democracia es insultar y llenar de mierda al que no opina como tú, Burkina es la verdadera libertad, de ahí que Hormon acabe con un “Me voy a ir a Burkina Fasso” cada una de sus acertadas argumentaciones políticas.

Así que tomé Burkina como la verdadera libertad para el mundo de los cigarros. La libertad responsable (recordad que aquí “el muerto se paga”), claro, pero como un lugar donde los fumadores de cigarros nos podamos sentir liberados completamente de esas ortodoxias absurdas, de las fajas que nos imponen, que limitan nuestras sensaciones y que nos encajonan en un “yo ideal” social.

Burkina trata de mostrar un “yo real”.

Yo. El que compra el puro. ¿Qué puro? El que a mí me gusta.

Yo. El que se lo fuma. ¿Cómo? Como me sale de los cojones.

Yo. El que moja la cabeza del cigarro en el pacharán.

¡Pero es que fumarse un cigarro así es un delito!

Deténgame. Es mi placer. A mí me gusta así.

Recuerdo un día, en una cata de Cardhu Special Cask que no es, precisamente, el tipo de whisky que a mí me vuelve loco, pero no voy a negar su calidad ni, desde luego, que es una gran marca de un enorme prestigio internacional.

Yo ideal.

España es un país de trago largo, de cubatas. De dame veneno que quiero morir. Y es un gran mercado. Los españoles se beben el agua de los floreros.

Somos así. Lo que nos gusta es el combinado y por eso, ahora, todas las multinacionales del espirituoso andan como locas lanzando a los cocteleros estrella, porque han visto la opción chic, premium, de mezclar espirituosos de calidad sin que sea un “pecado”.

Porque beberse un Cardhú Special Cask con coca-cola es un pecado. ¿Verdad?  Puedes ir al infierno de los alcohólicos si lo haces, donde combustionas espontáneamente.

Es como, no sé, hacer calimocho con gran reserva de Rioja. ¡Muerte a los impíos que lo hicieron en el txoko aquella noche en Murguía! Yo podria decir un par de nombres.

En Mandrilia, hay una facción política que no admite discusión. Son creyentes, inquisidores, poseedores de la verdad absoluta, sin matices, y se han apropiado ya de todos los valores, porque los ideales ya eran suyos, tanto que no saben distinguir unos de otros. Y como se te ocurra decirles que la cocacola mejora mucho con Vega Sicilia

¡A la hoguera!

Pero, de verdad, créanme: ¡que mejora mucho! Y el tinto de verano está mucho más rico con vino bueno que con vino malo. Y los guisitos de carne con reducción de cognac son mucho más sabrosos con Napoleón Courvoisier VSOP.

Aquella tarde noche, en el club Puro Placer, con David Cagigas de testigo, yo me tomé el Cardhu Special Cask con coca-cola y me fumé un Montecristo Open Eagle (por esto no apostaría, pero tengo por ahí la foto), por una razón muy sencilla: me apeteció. Y os voy a decir una cosa: el whisky con coca-cola, cuando el whisky es bueno, está mucho más rico que cuando el whisky es malo… ¿O ustedes no lo notan cuando les ponen garrafón?

Conté esto mismo el otro día en una cena con amigos y, por supuesto, cómo no, alguien con enorme maestría puso la coda: “Siempre es mejor follarse a la Bellucci con condón que a Neus Soldevila a pelo“.

Mucho mejor con condón. Sin matices.

Anuncios

4 comentarios sobre “Mejor con… matices

Agrega el tuyo

  1. Te ha faltado decir como hay que encenfer y cortar los puros, (mi mejor cliente, los prende con Zippo de gasolina, discutele tu, yo no) bueno esto para otro dia
    ¿Por cierto los condones, tambien hay premiun?

  2. Doy fe de lo ocurrido, la coca cola efectivamente fue vertida en el Chardu, aunque la descripción narrativa no está exenta de drama. Se le hizo hasta un favor al whisky en cuestión.
    En cuanto al condón pues como las personas, lo importante está en el interior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

BURKINA J'ADORE

Some roads you shouldn't go down

A %d blogueros les gusta esto: