Es falso y lo sabes

Vamos a llevanos bien, gilipollas.

Después de dos campañas Prohibido Prohibir y una Aquí hay buen ambiente para todos, 70 ruedas de prensa, más de 350 apariciones en TV, 750.000 firmas recogidas contra la Ley Antitabaco, con tres vueltas a España y síndrome de desubicación y año y medio de palizón físico y psicológico en defensa de los derechos del fumador…

… y de las consecuencias que aún colean…

…me he ganado el derecho a llamarte como me salga de los cojones.

Así que vamos a llevarnos bien: tus Cohiba son más falsos que Judas y lo sabes. Sí, abogado, lo digo por ti.

Ayer vi un vídeo estremecedor en el perfil de Facebook de mi querido Tomás Gómez, gran amigo, de esos que apetece ver siempre y uno de los mejores estanqueros de España, de la calle Miguel Ángel de Madrid.

Un norteamericano desmontaba un Montecristo Open Eagle falso llegado de contrabando de Bahamas. Parecía bueno por fuera. Muy bueno. Presentación premium con su tubo, las anillas… ¡Hasta la capa! Era una capa brillante, sedosa, preciosa… Si me apuráis, la capa ya cantaba un poco, aunque para eso hay que tener muy buen ojo. Un estanquero español experto en Habanos se habría dado cuenta ya, aunque fuera sólo por el cierre de la perilla, de que no era un auténtico habano.

Al desmontar capa y capote, entre los pulcros dedos del americano se muestra una especie de zurullo de coña, falso hasta para ser caca; una tripa de un color desatasco de tubería del baño que me recuerda a la vez que, hace años, el perro de mi mujer, un precioso husky siberiano, Zar, se merendó medio saco de fertilizante para el jardín. Aquello le provocó un divertículo en el intestino y el pobre animal cagaba secuencias beige de ADN cristalizadas, duras como el relleno de los agujeros de un ladrillo roto entre los escombros de un derribo.

El mismo capote del vídeo está tieso como la pata de un conejo muerto antes de ayer y su textura parece más hoja de plátano o de palma que tabaco, pero no voy a porfiar en esto. Yo díría que no es tabaco y podría ser cualquier otra cosa, pero quizá sí sea tabaco.

Eso sí, un tabaco de mierda, que es mierda, en cualquier caso.

Al desmontar la tripa, evidentemente, ni tripa larga ni tripa corta, sino más bien “de tripas, corazón”: toda una cagalera de materia en descomposición se deshace entre los dedos del gringo. No hace falta saber inglés ni subtítulos. Lo dice bien claro:

SHIT (MIERDA)
DIRT (SUCIEDAD)
NASTY (ASQUEROSO)
DISEASE (ENFERMEDAD)
FLOOR SWEEPINGS (BARREDURAS)
DISGUSTING (DESAGRADABLE)

Porque en esa amalgama hay mierda. Barreduras. Suciedad. ¿Insectos? ¿Antimateria? ¿Polonio 510? ¿Restos de Fukushima? ¿Argé? Lo que hubiera en el suelo. Han barrido una galera y te lo han puesto en el puro, así que tú lo prendes con los amigotes, a los que has brindado uno (total, te han costado dos pavos cada y quedas como un señor por muy poco dinero) y muy ufano y satisfecho por tu generosidad sin límites les dices:

Veréis que Montecristo Open Eagle me han traído de Cuba. Estos me los hacen para mí, que no son los de la tienda. Tengo un contacto que tiene un primo que trabaja en la fábrica que se ha asociado con la torcedora que se los hace en la cara interna del muslo derecho. ¡Hasta huelen a chochete!

¡Claaaaaaaaro que huelen! ¡Listo! ¿A qué va a oler? ¡Huele a bidé! Porque tu habano chollo tiene hasta secuencias de ADN cristalizadas.

Y eso es lo que te estás fumando.

Gilipollas.

Luego, para beber, en vez de Tokaj húngaro, a los amigotes ¿qué les das?

¡No me lo digas! ¿Meado? ¿Orintonic? ¿Chisky?

Amigos como tú quiero yo.

En la web oficial de Habanos, tienes una ardua y completa explicación de cómo diferenciar los habanos auténticos de los falsificados para que no te engañe nadie que tenga un primo que trabaje en ninguna fábrica.

WEB OFICIAL DE HABANOS

Es muy fácil pero yo te voy a enseñar un truco mucho más fácil para que no te engañe nadie con los Habanos y que te va a garantizar que todos los Habanos que compres tú…

¡TODOS!

… sean Habanos auténticos.

El otro día fui a comprarme un Rolex.

Se me presentaron dos opciones. La casa oficial o un tipo que llevaba un muestrario por la calle.

En la casa oficial, el más barato me costaba 3.000 euros (por decir una cifra) y era un Rolex pero había que fijarse mucho para ver que era un Rolex. El tipo del muestrario me daba un enorme Rolex por 120 euros.

¿Dónde lo comprarías tú?

El sábado, camino del Vicente Calderón con mi hijo, una señora ofrecía Cohiba Behikerecién traído de Cuba“, entre la glorieta de Pirámides y el estadio. No me paré porque no era el momento, ni me apetecía discutir, ni estaba allí para otra cosa que no fuera ir a ver al Atleti con mi hijo, pero ese cigarro vale 36 euros en un estanco y si en la calle me lo ofrecen por la mitad, no es un chollo.

Es falso.

Fácil forma de distinguirlos, ¿verdad?

Quizá tengas suerte y hasta sea tabaco, pero desde luego que no es un Cohiba.

Compra tus Habanos en tu estanco de confianza, paga lo que valen que el precio en España es oficial y se publica en el BOE

PRECIOS OFICIALES DE TODOS LOS CIGARROS EN ESPAÑA. MINISTERIO DE HACIENDA

y déjate de primos y de pilotos. Es así de fácil.

Aquí tenéis el vídeo. Y después, porque todo yin tiene su yan, os voy dar el lado bueno de comprar un cigarro como este. Primero vedlo.

 

La ventaja que le veo a comprar este cigarro NO habano en absoluto es que se puede fumar en cualquier parte. Quiero decir que, al no ser tabaco, al ser mierda, no está afectado por la LEY ANTITABACO.

Cuando tengamos gobierno y vuelvan a recrudecer la ley antitabaco (que viene), deberán tener en cuenta estas labores y prohibirlas, pero mientras tanto, cuando acabes de comer en tu restaurante favorito (en el que me imagino que en vez de liebre te pondrán gato, claro), tú te puedes encender tu Montecristo Open Zurullo tranquilamente y cuando el camarero venga corriendo y te diga:

– Señor, disculpe, no está permitido fumar aquí.

Tú le puedes responder:

– Tranquilo, que esto no es tabaco. Es mierda.

Y, de verdad, que la Ley Antitabaco no dice nada de fumar mierda en lugares públicos cerrados. Así que dale.

Y disfruta.

Oye, que si te gusta la mierda y la pagas, ¿quién soy yo para decirte nada? Burkina es la libertad para los fumadores.

Eso sí. Es mierda y lo sabes. No te hagas trampas en el solitario.

Y lo digo por tí. Sí, por ti. Gilipollas.

Anuncios

2 comentarios sobre “Es falso y lo sabes

Agrega el tuyo

  1. En las Bahamas vimos de todas las marcas de habanos falsificados, tambien venia Tomas en ese viaje.
    pero aparte de algun que otro y digo algun que otro sobre cargo de Iberia ( los pilotos me consta que no entran en ese juego) tambien deberias hablar del restaurante que se precia de serbuen restaurante y vende habanos falsos con la pretension de ganar un poco mas, imaginate que si me estas engañando con el puro, no quiero ni pensar lo que eres capaz de hacer con la merluza y el entrecot o el vino…..
    Un abrazo Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

BURKINA J'ADORE

Some roads you shouldn't go down

A %d blogueros les gusta esto: