Amoniaco, sí, y Mr. Propper, también

Me estoy mordiendo la lengua…

Porque yo soy una portera.

La hermana del torno del cenobio.

Se aproxima el lanzamiento, en el mercado español, de un cigarrazo que, según los ratings de la revista Cigar Journal, roza la perfección. Y yo os garantizo que los ratings de la revista Cigar Journal son ciegos. Los hacen expertos con cigarros sin anilla.

97 puntos sobre 100. No puedo decir más. Salvo que estoy deseando tener uno al alcance.

Más bonito, además. ¡Tiene una pinta!

Hace unos años, la Junta de Andalucía de Manuel Chaves, capitaneada por su consejero de Sanidad, Francisco Vallejo, y el de Presidencia, Gaspar Zarrías, presentaron en Madrid su famosa demanda contra las

(((REDOBLE DE TAMBOR)))

¡¡¡MALVADAS COMPAÑÍAS TABAQUERAS!!!

(((PLATILLOS)))

No era demagogia, ni na, ni na, ni na.

¡Yo estuve en esa rueda de prensa! La hicieron en Madrid, en vez de en Sevilla, porque buscaban hacer ruido y nada más. Bien sabían ellos que su demanda no iba a ningún lado. Pero fue divertido.

El tabaco, que todo lo aguanta. Yo me lo tengo que hacer ver. Ahora que voy a terapia con mi psicólogo Josemi Lee Jones (eh, os lo recomiendo a todos), tendré que preguntarle por qué tengo esta especie de amor por las causas perdidas, este romanticismo mío por el barco que se hunde. El complejo de Luca Brasi.

Que prefería Galerías Preciados al Corte Inglés.
Me gustaban más los soldados imperiales que los putos ewoks.
Los indios a los vaqueros.

Y ahora defiendo a los fumadores, al tabaco y a los estanqueros.

Si es que no tengo remedio.

Aquello de la Junta acabó como tenía que acabar: en el olvido. Fue una maniobra de demagogia pura y dura porque, como el tabaco lo aguanta todo, porque es el malo oficial, Chaves necesitaba un golpe de efecto en su investidura e hizo la promesa. La cumplió a sabiendas de que no iba a llegar a ningún sitio.

La demanda atendía, según Vallejo, al principio de que “Quien se lucra causando un daño, debe repararlo“. Claro, pero teniendo en cuenta que el 85% del precio del cigarrillo se va en impuestos y que el 40% del impuesto está cedido a las comunidades autónomas, pues resulta que la que más se lucra con el comercio del tabaco en España es

(((REDOBLE DE TAMBOR)))

¡¡¡LA MALVADA JUNTA DE ANDALUCÍA!!!

(((PLATILLOS)))

Pero no sólo eso. Vallejo y Zarrías habían descubierto que las tabaqueras, para potenciar la adicción al cigarrillo, añadían

(((REDOBLE DE TAMBOR)))

AMONÍACO o AMONIACO

(((CUCHUFLETA COMO DE ERECCIÓN QUE SE DESHINCHA)))

Están admitidas las dos. Es como AUSTRÍACO y AUSTRIACO.

En este caso, el diptongo es como el culo: se puede romper o no. Ad libitum.

¿Me dejáis usar la ironía? Amoniaco, no, pero en la Junta de Andalucía han gastado botes y botes de Ajax Pino para limpiar el dinero de los ERES.

Primero: es absurdo que nadie añada nada a los cigarrillos para potenciar la adicción. El tabaco es adictivo de por sí, con un doble componente, físico, dado por la NICOTINA, que es un alcaloide que está en la planta, y maniático, es decir, psicológico, como quien se muerde las uñas o la ludopatía… Las tabaqueras no necesitan añadir nada a los cigarrillos para que su producto sea adictivo. Lo es y lo reconocen.

Todos sabemos que dejar de fumar cigarrillos no es fácil.

Segundo: el amoniaco, o amoníaco, además de ese líquido apestoso con el que antes se fregaban los sanitarios que casi prefería uno el olor de las tripas del anterior inquilino, porque es un tufo punzante en nariz y agresivo en el lacrimal, es un elemento químico natural que está en la planta del tabaco.

Señores de la Junta de Andalucía: el tabaco contiene amoniaco.

No hace falta que el Area Sales Manager Deputy vaya a a la fábrica, cuando esté cerrada, con alevosía, nocturnidad y premeditación, y vacíe un par de botellas de Kalia Oxi Action Cristal White al Amoniaco para ver si consigue más adictos y, así, alcanzar sus objetivos de ventas y ganarse el bonus.

De verdad que no.

Sólo por no pedir eso en el supermercado, yo prefiero llevarme un bote de Colón aunque sea menos adictivo y peor para el medio ambiente. No me jodas. Kalia oxi action cristal white.

Precisamente, el tabaco se somete durante dos años, mínimo, a largos procesos de fermentación totalmente naturales, o forzados, para poder ser fumado (y ya estoy hablado de las hojas para cigarros premium) en los que, precisamente, lo que se está buscando es que expulse el amoniaco.

Sería de gilipollas añadirlo después.

Por eso, el olor de las salas de “mulling” o de los escaparates o “aging rooms” es precisamente tan fuerte y mareante, porque el tabaco sigue “trabajando”, como dicen en República Dominicana, sigue expulsando amonio.

Cuando en una cata de cigarros, alguien encuentra “puntas de amoniaco” en el puro… Malo. Ese cigarro está crudo. Es como probar el cocido y que los garbanzos estén duros. El amoniaco da una sensación punzante en la nariz agresivo, un olor a orines muy desagradable.

No es un piropo para el cigarro, salvo, claro, que te guste el orintonic.

Como siempre digo, en esto la libertad es absoluta. Si te gusta el meado, ese será tu cigarro. A mí, personalmente, si me dan a elegir entre un vaso de blanco godello y uno de pis de octogenaria puesta hasta las cejas de opiáceos para dormir…

Bueno, me lo voy a pensar.

El tabaco, Zarrías, Vallejo, contiene amoniaco de forma natural desde que está en el campo. Lo pone ahí Dios, que es al que tenéis que demandar. La “malvada” industria tabaquera lo que hace, precisamente, es tratar de quitarlo, sobre todo, porque sabe a rayos.

Un cigarro con sabor a amoniaco se podría maridar con un chupito de Mr Propper y, así, te haces un lavado de estómago.

– Y de beber, ¿qué desea?
– Un Kalia Oxi Action Cristal White 18 años on the rocks, por favor.
– ¿Disculpe?
– Un ariel con cocacola, mire. Déjelo.

De hecho, el cigarro ya construido y conservado en buenas condiciones de humedad y temperatura sigue trabajando, es decir, “botando amonio”, por poco que le quede, dependiendo de la calidad del tabaco y de un montón de factores más, porque esto es lo complicado de nuestro mundillo, que todo depende.

Que la respuesta correcta siempre es depende, con lo que los que estamos ávidos por aprender, como yo, muchas veces nos encontramos con que cuanto más investigamos, menos sabemos.

Un cigarro de calidad superior incuestionable, como Davidoff, conservado en un humidor en óptimas condiciones de temperatura y humedad, resulta que se le amarillea la brillante anilla blanca y el celofán.

Queda algo deslucido, es verdad, porque la anilla blanca de Davidoff es tan llamativa, tan lujosa, tan limpia que ese amarilleo le da un aspecto como de abandono, de desván, de viejo aunque también le dicen vintage, ¿no? Algo que puede parecer también un feliz hallazgo, ¿no? Una sorpresa inesperada, porque no esperabas encontrarlo. Una cara amable y querida de un familiar al que hace tiempo que no vemos, o de un antiguo amor, en una foto que asoma desde detrás de una espesa capa de polvo que nublaba el cristal del marco que has encontrado en el fondo de una caja en el trastero, mientras buscabas cualquier otra cosa.

¿Y esto es malo o es bueno?

¿Tú qué opinas?

Ahora que todo el mundo está como loco buscando cigarros añejados…

Repito la pregunta. ¿Es malo o es bueno?

Pensadlo.

Anuncios

6 comentarios sobre “Amoniaco, sí, y Mr. Propper, también

Agrega el tuyo

  1. Javi, si fumar un puro dependiese del aroma a amonio que desprenden los puros, no sé si hubiese fumado un solo habano, que si no recuerdan a los túneles de las fiestas del pueblo donde los nativos van a liberar sus incontinencias se aproximan más a las marroquinerías de los puestos de estas ferias, los aromas a meo, o meo camuflado por cuero son bastante habituales no sólo en los habanos, también en puros de otras procedencias.
    ¿Qué si me lo fumaría?, pues sí, los puros, al igual que otros productos cuya materia prima provienen del campo, son seres vivos que evolucionan constantemente. Si bien es cierto que personalmente los prefiero ya crecidos (hace tiempo que ya cambié la pregunta de ¿hemos llegado ya? por la de ¿ya estamos?) porque yo ya no estoy para esperas, entiendo que encontrar el punto adecuado de maduración para un puro es bastante complejo, porque son bastantes los factores que van a hacer que su maduración sea la adecuada.

  2. Javi, si tuviese que rechazar cada puro con el “aroma” de meo o amonio, no sé si aún hubiese pasado uno por esta boquita, concretamente los habanos, que recuerdan en frio a los túneles de las fiestas de un pueblo donde los nativos van a liberar sus incontinencias o a los puestos de marroquinería en el mejor de los casos. El aroma a meo o meo camuflado con cuero son habituales no sólo en habanos, también en puros de otras procedencias, en boca esa nota amoniacal no aparece, yo al menos aún no la he encontrado. Sí es cierto que lo que aparece en este tipo de puros son notas en boca bastante punzantes, pero que me recuerda más a la nicotina, aunque no lo considero desagradable, más bien al contrario,y Eh! es mi parecer, totalmente discutible.
    ¿Qué si me lo fumaría? pues sí la verdad, algo que tengo ya asumido es que si la materia prima procede del campo, el producto elaborado a partir de ella es un ser vivo con evolución propia y vida más o menos corta.
    Hace tiempo que cambié la pregunta ¿hemos llegado ya? a la afirmación ¡espero que ya estemos! me gusta el producto hecho y derecho y las esperas para los jóvenes aunque entiendo que el puro es un ser vivo en constante evolución y por tanto la contínua eliminación de impurezas va a darse sí o sí.
    Así que ¿Anilla amarillenta?, respuesta rápida, trae pacá!

  3. Gracias Pepe. David, eso mismo he preguntado y eso mismo opino yo. Sin embargo, creo que hay que tener cuidado en los aromas de los cigarros de no confundir el olor del tabaco bien fermentado, que es el del cuero, en frío, que el desgarrador aroma en caliente, cuando el humo sale por la nariz, del amoniaco. Ojo, que no es lo mismo. Abraaaaazos.

  4. Por cierto, no sé cómo quitar la moderación de comentarios. Por eso, hasta que no los apruebe (y lo hago desde el móvil) no se publican. Yo quiero que los comentarios sean libreas, como era en Wells & Bea-Murguía, pero no sé hacerlo. Si alguien me dice cómo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

BURKINA J'ADORE

Some roads you shouldn't go down

A %d blogueros les gusta esto: