Un cigarro para un momento

No vamos a hablar de fútbol, claro. En este blog de lo que se habla es de puros.

No de impuros.

De cigarros y de los momentos que, muchas veces, son los propios cigarros los que los eligen para ser fumados.

Que no suelen ser esos instantes trufados de goles en fuera de juego ni de expulsiones que debieron ser y no fueron ni de jugadores y aficionados que no saben ganar con elegancia.

Pero sí es un blog para discutir sobre la asociación del momento con el cigarro, que es algo esencial porque el mejor cigarro fumado en una mala circunstacia puede resultar una pesadilla.

En cambio, el más humilde puro mecanizado para mandar a Pepe a Portugal de vuelta en el maletero de un coche a lo Aldo Moro puede ser gloria bendita.

El sábado fui invitado a casa de un amigo no fumador, Miguel Yáñez, a ver el partido.

Gracias a eso, los dos penaltis fallados no me amargaron ningún puro. Ese cigarro estaría condenado al ostracismo de por vida. Su sabor se habría vuelto amargo como la hierba recién cortada, ese sabor que sólo aporta la capa candela, demasiado verde para mí y que es una amargura tierna y cruda, frente al amargor elegante, cargado de profundidad y de espesura del cacao.

Nunca más lo habría elegido. Habría visto a Griezman lanzando al larguero o al pobre Juanfran al palo en cada bocanada de humo.

Porque ésa es la realidad. Dos malas decisiones arbitrales, un larguero y un poste han vuelto a elevar a ese equipo innombrable.

Así, así, así… Para estar orgulloso. No es que tenga mal perder, de verdad que no…

Pero ojalá que vuestro cigarro no tirara.

Lo que tengo es un amplio sentido de la justicia. Creo en ella, incluso en el fútbol, y me invade la impotencia cuando veo que, quien no lo ha merecido, ni el sábado ni en todo el año, se lleva el trofeo una vez más.

Así que si el momento no os jodió el cigarro, que por lo menos el cigarro os fastidiara un poco el momento: ojalá la combustión de vuestro puro resultara el típico coñazo que quema por donde le da la gana.

Porque eso también pasa: que al cigarro le da por fastidarte el momento. Algunos puros no es que no tiren es que también tienen un amplio sentido de la justicia.

Y es que los cigarros no están hechos para las injusticias. Los puros no maridan bien con las lágrimas de mi hijo.

Para pasar un mal trago, el compañero ideal, el que consuela, el que acompaña en la pena sin una palabra de más, dándote el aliento justo que necesitas, es un Lucky Strike. Porque como dice Álvaro Muñoz Robledano, “el tabaco es una ración de bienestar“.

Ese tabaco rojiblanco gracias al cual desembarcamos en Omaha el 6 de junio de 1944.

Yo no doy enhorabuenas que no siento. No soy tan falso.

La enhorabuena al Alavés, que es equipo de primera. El año que viene, los mejores equipos de Europa volverán a temblar frente al Glorioso. Los mejores, es decir, el Wolfsburgo, el Malmoe, el PSG, el Manchester City, la Roma… Grandes equipos todos.

Anuncios

3 comentarios sobre “Un cigarro para un momento

Agrega el tuyo

  1. Al puro argentino le sobra facilidad en la combustión, al colchonero le sobra tripa. Al final la capa se tornó capote y como buenos morlacos fueron despachados. Pobres de aquellos que son más antimadridistas que aficionados de su equipo. Señores hay que aprender a fumar un puro salga como salga. Los del Manzanares fueron un buen rival pero algunos lo desacreditan con las digestiones que hacen de los resultados. ¡Aúpa Atleti! y los atléticos de buen corazón (que los hay), pero sobre todo ¡Hala Madrid! Y nada más.
    ¡CAMPEONES DE EUROPA POR 11ª VEZ!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

BURKINA J'ADORE

Some roads you shouldn't go down

A %d blogueros les gusta esto: