Cinco pasos para fumar un cigarro

A ver, a ver. ¡Orden! ¡Orden! Y no me armen barullos al fondo: se puede hacer todo. Punto. Joder. ¿Dónde está el problema? A ver si nos enteramos bien. Hay cinco pasos para fumar un cigarro. Lo demás, está todo autorizado. ¡Todo! Es una cuestión de gustos.

1.- Comprar el cigarro en un estanco o en una tienda oficial autorizada, sobre todo si es un habano. Si estás en España, no te lo pienses: tus cigarros, en el estanco. Por ejemplo, este.

Tiene buenas trazas, ¿verdad? Cohiba Maduro 5 Mágicos, una de mis vitolas de galera preferidas porque se llama como el jugador de fútbol al que yo más he admirado en mi vida: Don Mágico (González) 115 mm x 52. Precio 23’50 euros. Una fortaleza media con aromas intensísimos a madera, tostados y panadería. Muy Cohiba, pero con un extra de dulce muy rico que viene de la capa madura, añejada durante cinco años. Tiempo de fumada: en mi caso, casi una hora.

2.- Cortarle la cabeza.

¡Ad libitum! Lo suyo es quitarle el pañuelo, la tapita, y nada más. Los habanos, por la forma en que los torcedores rematan el puro, ofrecen un canalillo muy fino en la cabeza en el que, previamente humedecido con la lengua, es fácil clavar la esquina de la uña sin necesidad de llevarlas como Tomatito o el pasante de hachis del barrio. Hincas con decisión y, muy despacio, vas dando unas vueltas y sale sola. Sólo en los habanos. Los no cubanos rematan la cabeza del puro con la continuación de la capa y no hay canalillo. Esto no es ni mejor ni peor.

Bueno, la forma de poner el pañuelo fuera de Cuba es mejor si eres fabricante de cortapuros. En ese caso, cortecito siempre pequeño y recto, porque se puede rectificar y si le das un corte tipo Hipólita, reina de las amazonas, o Lorena Bobbit desde el principio, ya no tiene vuelta atrás por mucho que haya avanzado la cirugía.

3.- Darle candela.

Sin florituras, también se puede prender el cigarro. Te lo metes en la boca (por la cabeza), acercas un mechero sin olor al pie y aspiras. Procura no acercar la llama directamente a la capa para que no quede tiznada, que da sabor a quemado, y que todo el pie quede encendido para que la combustión sea regular. Ya. Zippos, no. Velas, no. Ascuas manchadas de grasa de chorizaco de la barbacoa con los amigos, tampoco. Si usas un soplete, mejor enciéndelo en la mano, para medir bien la distancia. Algunos sopletes son como la espada láser de Darth Vader y te abrasarán el cigarro y, si lo tienes en la boca, te depilan el entrecejo.

Consejo: yo lo enciendo en mano y meto la nariz en el humo que sube. Pero no es obligatorio.

4.- A disfrutal ¡Sabol!

¿Disfrutar es obligatorio? Sí, pero si lo que quieres es sufrir, que hay gente que no tiene clara la diferencia o para las que sufrir es disfrutar, puedes encender el puro y fumártelo como hacen los cubanos, con la candela pa’dentro. ¿Se puede mojar la cabeza en el anisete? Si te gusta, se puede. ¿Se puede maridar un habano con ron Cacique con coca-cola? Sí, se puede. ¿Se puede meter un palillo? Sí, hostias, se puede. ¿Se puede fumar a la sombra de los pinos? Sí, se puede. ¿Es obligatorio mantener la ceniza? Si te quieres quemar la camisa, sí. ¿Hay que mantenerlo, como decía el otro día una agencia de marketing, sujetándolo en paralelo al suelo? Sólo si, además del cortapuros y el mechero, llevas en el bolsillo un nivel. ¿Puedo fumar con una boquilla para puros? Si te parece elegante y te gusta, debes. ¿Se puede morder el puro? Yo, desde luego, hay dos cosas que no dejo pasar por delante de mí sin morder: mi cigarro y el culo de mi hija (mientras tenga dientes y se deje). ¿Se traga el humo? Si eres de los que se lo tragan, adelante. ¿Se echa el humo por la nariz? Yo te lo aconsejo, pero si no quieres, no. ¿Puedo fumar en pelotas en la terraza de mi casa, mientras cae la de Dios es Cristo y me meto un dedo por el culo? Sí, sí, de verdad, se puede… Procura que esa mano no toque el cigarro después que te va a dar olor… Pero el maridaje es libre y la armonía, siempre, relativa.

Oye, y como preguntó el lunes en Pasión Habanos, en al afterwork del foie de Imperia + PX de Lustau + Cohiba Maduro 5 Mágicos, un señor con acento catalán y que es lo que ha motivado la ida de olla de hoy:

¿Hasta dónde es correcto fumarse un cigarro? Porque hay quien dice que el último tercio no se fuma.

5.- Dejad que se desangre (Let it bleed).

La palabra correcto no computa. No está en el diccionario del aficionado al cigarro. Correcto es todo y cuanto más incorrecto parezca, mejor. ¡Fuera las fajas! ¡Somos Falstaff liberados! Nos han empujado a la clandestinidad y ya no cabe corrección.

Dale al temazo de los Rolling Stones.

Uno se fuma el cigarro hasta que está satisfecho. Ya. La satisfacción es personal y está sujeta a una infinita variedad de factores que influyen sobre ella. ¿Un tercio y estás hasta los huevos? Fuera. ¿La mitad y te estás pillando un amarillo? Fuera. ¿Cuarto y mitad y el cigarro te está defraudando? A tomar por culo. ¿Vas por la uña y da pena que se acabe? Sigue, si puedes.

Pero…

Déjalo que muera en el cenicero. Déjalo que se desangre. No lo estrujes como si fuera un vil cigarrillo… Dicen que por dignidad y tal, que es muy bonito, pero no es por eso, es porque el cigarro se apaga solo porque la capa no es papel, es hoja de tabaco, y no está microperforada, así que no respira por los poros. El aire sólo circula por el cañón si aspiras por la cabeza. Al estrujarlo en el cenicero, como si fuera un Lucky, rompes la capa, entra aire y no sólo no se apaga sino que puede oler fuerte.

Que conste que no me parece mal que la gente que tiene dudas las plantee abiertamente y sin que le dé vergüenza. Al revés, es fantástico. Tiene que ser así. Pero esas dudas, son siempre la misma:

Y como dice siempre el maestro Ángel García Muñoz: En el mundo de los sentidos, no hay normas. Bueno, estos cinco pasos para fumar un cigarro que son instrucciones de uso, más que normas. 1.- Compra el cigarro en un estanco, no lo robes; 2.- Córtalo poquito, que si no lo cortas no te va a tirar; 3.- Dale candela al pie, no a la cabeza; 4.- Disfruta hasta donde te sea posible y con la peculiaridad que te sea propia; 5.- Y ¡Let it bleed! Déjalo que se desangre.

Ya.

Otros eventos en Pasión Habanos:

Partagás Serie D nº5 para mujeres

Trinidad Vigías + Johnny Walker

Y hazte socio de Pasión Habanos, que está guay y es gratis. AQUÍ.

4 comentarios de “Cinco pasos para fumar un cigarro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *