Ese Tabaquito guay

He llegado a pensar que los hados se habían puesto en mi contra y que, por algún pecado que aún no he cometido (¡que no me da tiempo a todo, joder!), estaban imposibilitando que me acercara a este Tabaquito tan guay y a su brand ambassador (embajador de marca, mejor), Pepe Pire. Que ye asturianu ho, aunque afincado en Badajoz, muy majo, con el que me he dado el gusto de compartir una botella de Izadi muy rica, unas almejas, un trozo de carne y unos chupitos de Flor de Caña 5 años. El solecito me daba en la chepa y he estado tan a gusto. Gracias Pepe.

La pena ha sido no poder ver a Jesús Fernández Montes, que me habría gustado, pero, bueno, le veré a la vuelta de Semana Santa.

Pepe, embajador de la marca Darío, quería presentarme El Tabaquito, un nombre fantástico porque resume muy bien el ratín que echamos allí, al tímido solete de abril: aquí, echando un tabaquito.

Aunque de Tabaquito tiene poco. Es un señor tabaco con una fortaleza media y un paso por nariz bastante balsámico, sabor preminentemente dulce y aromas terrosos, levemente especiados y, como me gusta decirlo, y oscuros a cacao y crema catalana.

Yo me he fumado el robusto, que de los tres formatos es el de menos cepo, aunque insisto en que los fabricantes de cigarros deberían ponerse de acuerdo y estandarizar los formatos más comunes. Para mí, un ROBUSTO ES UN 5×50 (aproximadamente 125 mm x 50) y no 54, ni 52, ni 48. Sería genial que lo hicieran, para que los fumadores nos hiciéramos a una idea clara de lo que es un robusto, un churchill, una corona, una corona gorda, un lancero, un toro, un belicoso o un salomón… En fin, formatos que son usados por prácticamente todos los fabricantes. Ahí la lanzo, a ver si alguien me lo recoge.

Darío El Tabaquito Robusto (134 mm x 54). PVP en estanco a 10 de abril de 2019 (podría variar en el futuro) es 5’80 euros. Muy rico.

No he probado los otros dos, pero aquí los tengo.

Darío El Tabaquito El Coloso (108 mm x 60), a 5’90 euros el chupochitorio…

Y Darío El Tabaquito Cañonazo (159 mm x 56), a 6’50 euros.

Ya os lo digo, Tabaquito de nombre, pero tres señores tabacos. Merece la pena probarlos. Llevan una capa preciosa, mate, Ecuador Rosado, semilla habana… No me lo ha dicho, pero apuesto a que es cultivada al sol. Muy bonita. Capote de Jalapa y una ligada en la tripa con tabacos añejados tres años procedentes de los tres valles nicaragüenses: Condega, Jalapa y Estelí. La presentación es magnífica, rematados en rabo de cochino, con una anilla naranja bien grande, muy llamativa y original. Lo fabrica Joya de Nicaragua, así que con eso ya se dice todo sobre la seriedad y la fiabilidad del cigarro. Y ya están a la venta, así que, no tardéis en probarlos.

Si quieres leer algo más de Joya de Nicaragua AQUÍ tienes el Joya 45.

Y AQUÍ el lanzamiento de Joya de Nicaragua Silver.

4 comentarios de “Ese Tabaquito guay

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Yo lo de mejor o peor siempre lo tengo en la nevera. Aquellos Daríos eran cigarros batalleros y poco más. Este es diferente. Garantizado. Es un señor tabaco. Ahora, que te vaya a gustar o no… No garantizado. Por eso me gusta decir: dale una oportunidad. Un abrazo

  1. Virgilio dice:

    Hoy me he fumado el robusto. Coincido contigo, muy buen tabaco… me equivoqué con el maridaje, pedi un vodkatonic y creo que le hubiera ido mejor una bebida “marrón” a palo seco. Pero, muy bien en cualquier caso, desde el primer momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *