EL PEPINAZO 2018 #7

Buenos días de lunes a todos. ¡Qué lunes más guay! Son las seis de la mañana. ¿Qué leche estáis haciendo en la cama? ¡Con el fresquito que hace! Yo ya llevo un café y dos luckies y estoy pensando en terminar la entrada, este Pepinazo 2018, puesto 7, y volverme a la cama. La mala noticia es que han subido todos los Habanos y VegaFina. El sábado se publicaron los precios nuevos en el BOE. CLIC

También ha subido Davidoff Year of the Pig. Un poquito. Si no lo compraste cuando lo recomendé, te fastidias.

Lo malo es que ahora todos los precios, todos, están desactualizados (salvo el de el Partagás Serie P nº2, que llegué a tiempo). Los demás, iré cambiándolos uno a uno… O no… Ya veré.

Tengo un par de noticias buenas, pero me las voy a guardar para el mediodía y para mañana y os voy a dejar disfrutando de este lunes gélido. No he tenido que hacer ningún esfuerzo para no contarlas el fin de semana, porque he estado alejado del ordenador todo lo posible con gripe (ya estoy mejor), lumbago (llévame Señor) e infección de orina, que es una enfermedad pensada para un catador de puros: se nota un picorsito en la punta.

Perdón por el chiste. Sé que es lunes. Pero es verdad todo. Parece que he sobrevivido. Pulso tengo, desde luego.

Al meollo: El Pepinazo 2018, puesto 7, con 16 votos, la montaña…

MONTECRISTO nº2.
Cuba. 15’50 euros.

Vitola de galera: Pirámide (156 mm x 52). Figurado. Fortaleza: alta

Sobre este gran, grandísimo, habano tengo siempre muchas cosas que decir, aunque temo repetirme, pero es una montaña majestuosa y terrible, el Montecristo K2, un reto para muchos que se ha dejado a no poca gente en el camino.

Pero antes, tengo que aclarar que se ha producido un relevo de última hora en el ránking. Como ya hice en su día en el ránking del mejor habano de 2017, a igualdad de votos, el criterio de desempate es el precio: a menor precio, mejor puesto. El Monte 2 comparte la sexta posición, ex aequo, con 16 votos con otro cigarro que, hasta el sábado, era un poco más caro. Con la subida de precios, Montecristo nº2 pasa al puesto siete y el otro cigarro sube al seis. Aunque es por un mero formalismo, para publicar el top ten de uno en uno, porque el valor real de los votos de ambos cigarros es exactamente el mismo: 16 consumidores.

Por Montecristo nº2 pasan los años, porque es un clasicazo, pero no se le notan. Es como ese amigo cabrón de la universidad que te lo encuentras 20 años después de licenciarte y ¡está igual que siempre, el muy cerdo! Pues eso. El Montecristo de siempre. El de toda la vida: con tabacos cien por cien de Vuelta Abajo, Cuba.

Ya ocupó el año pasado el puesto número 3 del ranking de los mejores habanos de 2017, con 22 votos, y este año que he abierto el concurso a todos los cigarros del mercado, se mantiene en 16… Y eso es por algo. Lo que dije entonces, todo, sin releerlo, lo mantengo ahora: no es un cigarro para no iniciados. Al contrario. Es un habano para fumadores musculados, que da mucho, mucho, mucho sabor, mucha complejidad, pero, al mismo tiempo, tiene mucha fortaleza, en parte debido al formato pirámide.

La ventaja del formato figurado es que, como termina en punta, se puede regular un poco el poderío del tabaco haciendo un corte más o menos amplio (o con el doble corte, que renueva mucho la fumada), pero eso no significa que cortándolo por la mitad, haces del Monte 2 un Hoyo de Monterrey. Ni por el forro. Sigue siendo fuerte. Por eso, es mejor que si no tienes un poquito de rodaje, lo dejes para más adelante. Visto lo visto, este habano promete seguir en los estancos en el año 2050 y en un puesto alto en el ránking. Si eres nuevo en el mundo de la lectura, no empieces nunca por el «Ulysses» de Joyce. Ya te llegará la hora.

Con respecto a sabores y aromas, os remito a la entrada del ránking del año pasado, que me explayé a gusto, aunque sí os voy a recomendar que lo fuméis con un trago fresco que os ayude a descargar un poco la boca y, a ser posible, algo dulce. Un buen ron con cola, la única manera aceptable de beber Coca Cola en Burkina, pero bien hecho. No es pecado mezclar un ron bueno con cola, no hagáis ni caso. El único pecado es no beberlo. Con un ron bueno se hace un buen cuba libre, mucho más rico que con un ron malo. Eso sí, rodadura de limón a tope, para que tenga el toque cítrico, y mucho hielo.

Y a disfrutar, que es de lo que se trata.

EL PEPINAZO 2018 – PUESTO 8.

EL PEPINAZO 2018 – TOP 25.

3 comentarios de “EL PEPINAZO 2018 #7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *