El Pepinazo – Con seis votos

El Pepinazo: hoy seis votos. Ayer me llamaron cabronazo por estirar el chicle más que un segoviano una longaniza de chorizo. Y les voy a dar la razón: ¡hay que ver cómo son los de Segovia! Agarran un lomo, lo encientan y ronda a ronda, dan de comer a cien. Austeridad, se llama.

¡Hay que darle un poco de emoción, hombre!

La cultura de la abundancia os ha torcido la mirilla: el objetivo no es llegar al éxtasis enseguida, sino recrearse mientras se alcanza, hacer que merezca la pena. Después se acaba y qué queda sino tristeza. «Más alegría que en la taberna hay en el camino que lleva a ella«, dice Cormac McCarthy. Prolongar el camino es prolongar el tiempo, siempre os lo digo, nada de ansiedad, nada de prisas: antes de encender un cigarro, acariciad la capa, tocadlo delicadamente con las yemas de los dedos y notad su grasita, apretadlo levemente y sed conscientes de su tacto, recreaos en sus hechuras, oledlo, notad su tersura en el belfo, captad sus aromas, dadle unas vueltas, cortad y probad en frío… No sé… Unos preliminares. Tal vez así, entendáis el vídeo del conejo:

Hoy me he llevado una buena alegría y tengo que agradecerlo medio en clave, pero tengo que hacerlo, porque un pajarraco me ha dicho que hay un grupo de fumadores de bastante peso (plomo) que está esperando a que anuncie el ganador de «El Pepinazo 2018» para organizar un evento alrededor de ese cigarro premiado. Y, ¿qué queréis que os diga? Me da mucha satisfacción. Muchas gracias, pajarraco, querido. No te llamo pajarito por no hacerte de menos.

Dicho esto, con seis votos, en el puesto 24 ex aequeo de El Pepinazo 2018, dos cigarros, sólo dos (por eso quizá recupere el tiempo perdido), pero dos muy buenos:

Puesto 24.- NICARAO Especial Torito.
Nicaragua. 6’95 euros.

Formato: 114 mm x 54. Fortaleza: media a fuerte

Apareció, por fin, el gran belga Didier… A ver, voy a buscar por Google el apellido para escribirlo bien… Houvenaghel. Un gran tipo con un apellido imposible. Tenía que haberlo conocido en Cuba, rodeado de pinareños pronunciando el «Jufenajel». Didier es tabaco, ingeniero agrónomo que se fue a la universidad de Pinar del Río, a Vuelta Abajo, Cuba, a especializarse en tabaco, y autor del libro: «From soil to soul» («De la tierra al alma»). Lo tenéis in inglés y en francés. Si queréis aprender de tabaco, dejad de leer mis tonterías y buscadlo.

Me lo he pensado antes de ponerle fortaleza a este pequeño pepino y me he decidido por darle un grado superior al que me dio a mí cuando lo fumé, porque no quiero asesinar a nadie. Para eso, ya está Woody. Ojo con el Torito de Nicarao Espacial que es eso, un torito, que va creciendo en embestida y, aunque es un cigarro corto (114 mm de cañón), tiene recorrido y evolución. Empieza con tonos más bien tiernos, aromático, algo picante, herbal, llegan las maderas y los tonos terrosos, para terminar cremoso, torrefacto y con pegada. Si os gustan los cigarros con evolución, Nicarao Especial Torito os va a dar un meneo bueno.

Un cigarro para entender la elegancia y la untuosidad del amargo, indicado para fumadores entraditos en pelos y fumadoras con bigote. Tabaco cien por cien nica, fabricado en Nicaragua junto a AJ Fernández. Muy rico.

DAVIDOFF Winston Churchill Late Hour Churchill.
República Dominicana. 17’30 euros.

Formato: 178 mm x 48. Fortaleza de media a medio-fuerte.

Hoy, más que nunca, vista la amenaza que pende sobre nuestras cabezas de prohibirnos fumar, entre otros sitios, en la playa, se necesitan palabras como el famoso discurso de «Sangre, sudor y lágrimas» del premio Nóbel (de literatura) y premier británico, Sir Winston Churchill: «Fumaremos en las playas, fumaremos en los aeródromos, fumaremos en las colinas«, vino a decir, «nunca nos rendiremos«. Eso pienso hacer yo, desde luego.

A pesar de la corriente de desprestigio que hay hoy contra él, la democracia occidental está en deuda con Churchill y yo no hablo de política, pero de un tipo que desayunaba con un whisky y un cigarro sólo puedo decir: «lástima no haber podido compartir un desayuno con él«.

El mundo del tabaco, desde luego, le rinde continuo homenaje, como tiene que ser, y el de Davidoff no puede ser mejor. Después del incomprensible fracaso del anterior Winston Churchill, el rojo, que en mi opinión estaba muy bueno (todavía tengo Spitfires guardados, que sólo el nombre ya era bueno), y sin bajarse del burro del precio alto (porque lo vale), el nuevo Winston Churchill Late Hour ha alcanzado el éxito entre los fumadores españoles porque es tremendo tabaco.

Con capa habano Ecuador, capote Negro San Andrés (México) y una combinación en la tripa de tabacos dominicanos con hojas de Condega (Nicaragua), añejadas en barricas de whisky de Speyside, la región escocesa cuna del malta. ¿No quieres multiprocedencia? Pues cinco países. ¡Qué pureza ofrece la mezcla! Complejidad y equilibrio en una fortaleza creciente que va de media a medio fuerte, con todos los sabores (TODOS), hasta el umami, y un baile de aromas imposible de resumir. Es una experiencia que todo fumador debería sentir: especiados, picantes, canela, meloso y floral, amaderado, cueros, torrefactos… Y, encima, en ese formato 178 mm x 48. Me lo llevo.

LISTA COMPLETA DE CIGARROS VOTADOS EN EL PEPINAZO

3 comentarios de “El Pepinazo – Con seis votos

  1. Felipe Argüello dice:

    Me gustan mucho tus reseñas tan divertidas y originales y en cuanto sir Winston Churchill completamente de acuerdo un tipo con el me hubiera gustado compartir de un buen cigarro lastima que en la última película que hicieron más bien lo hicieron ver que fumaba por desesperación que por placer.
    p.d. ya no me mandó a jugar con la play🤷🏼‍♂️🤷🏽‍♀️🤷🏻‍♂️🤷🏼‍♀️🤷🏿‍♀️🤷🏾‍♂️

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Muchas gracias Felipe. Yo no he visto la película, la verdad, pero no le doy mucho crédito tampoco, por lo que he leído de ella. A lo mejor mi idea de Churchill no es la real, pero sí que es la que a mí me gusta y, según esa idea, me habría encantado compartir un cigarro con él. Deja la play, anda

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Muchas gracias Felipe. He respondido antes a este comentario pero no sé qué he hecho… Debe de ser la gripe que me tiene abotargado. Yo confío mucho en la idea que tengo de Churchill, porque es la que me gusta a mí, y con ese Churchill, me fumaba yo un veguero desayunando whisky en Downing St que arreglábamos el mundo en un pis pas. Gracias por leer. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *