El Viejo Continente Mare Nostrum

No es que se me haya olvidado que ha salido al mercado El Viejo Continente Mare Nostrum, que no; ni que yo sea un desastre, que sí, es que estoy desbordado. Tengo tantas cosas ahora mismo que no me encuentro el culo. Sumado a las vacaciones escolares y a las necesidades de mi perro Asesino y a que mi mujer está a tope en su curro porque nos queremos ir (hoy) unos días de vacaciones… La casa sin barrer.

Para que veáis hasta qué punto hay sintonía entre Daniel Guerrero y Burkina [J’Adore] The Revist, y no lo digo sólo por el cigarro que acabamos de lanzar juntos. ¿Cómo que qué cigarro?

Pues este, coño.

El Viejo Continente – Burkina [J’Adore] The Revist Edition

EL VIEJO CONTINENTE – BURKINA [J’ADORE] THE REVIST EDITION

Hay sintonía total (siempre la ha habido) porque estamos empeñados en el mismo ejercicio de abstracción dirigido a restarle gravedad al mero hecho de disfrutar de un tabaco.

Que no hay que buscarle muchas más vueltas: enciende un buen tabaco y disfruta que el resto es aderezo. Responde, sin duda, a una intrincada ciencia, digna de todo respeto, para la que hay gente que estudia en la universidad y se prepara durante tiempo, pero no deja de ser un viejo arte: el de vender.

En el mundo del tabaco, hay mucho homenaje y en el fondo es normal, porque es una industria de personas, que sigue teniendo una base familiar, una estructura empresarial muy horizontal, con un enorme arraigo en el legado ancestral, en la que el tiempo es un gran valor… Y todo esto es maravilloso, como comprobar que es cierto que la pasión por el tabaco pasa de abuelos a nietos o la enorme tragedia que supone para muchos que en el sucesor no se haya despertado el mismo interés, casi genético, por el negocio familiar. Pero todo eso sigue siendo aderezo al mero hecho de disfrutar un buen tabaco.

Tú te enciendes un El Viejo Continente – Burkina The Revist Edition y vas a comprobar que es algo construido con muy buen rollo. Seguro. Pero ni eso, ni que el abuelito fuera guajiro, le va a dar sabor a la fumada.

MARE NOSTRUM

Voy, en Intertabac, en septiembre, a hacerle una entrevista a Dani para Cigar Journal.

Dime, Dani, ¿qué novedad traes a la feria?
¿Además del Burkina? – que ya estaba preparado para Intertabac y expuesto en una de las vitrinas de su stand.
Además del Burkina, claro.
El Viejo Continente Mare Nostrum.

La pregunta era un trámite porque los periodistas también tenemos nuestra pequeña liturgia, sobre todo los que nos dedicamos al puro, que consiste en ir a ver al entrevistado y fumarnos el puro con él.

Sin pagar. Eso es importante para el periodista hoy.

Lo digo porque yo estuve en la fábrica de El Viejo Continente en junio, en Estelí, en Nicaragua, y asistí a parte del proceso de culminación del Mare Nostrum. Podría haberle hecho la entrevista a Dani sin necesidad de ir a verle y sin hacerle ni media pregunta.

¡Qué chula ha quedado la presentación, Dani! Me encanta el decapado azul de la caja. Es muy mediterránea.

Puro aderezo, claro. Muy bonito… Precioso y original, pero nadie se fuma el decapado. Lo importante sigue siendo que el cigarro está muy bueno.

Sí, ha quedado muy bien – contesta Dani con cierto y justificado orgullo y, las cosas como son, el aderezo es precioso.

Es un homenaje a lo que veo desde mi ventana cuando me despierto por las mañanas…

Y ahí me entra la risa, no lo puedo evitar, porque, además, Dani lo dice con cierto tono de chico de barrio. Dani y yo somos chicos de barrio, carne de asfalto, no lo digo como un demérito. Y no es que no sienta veneración por el Mediterráneo, al fin y al cabo, Daniel es catalán y todos los catalanes perciben que el Mare Nostrum forma parte de su raíz y de su idiosincrasia. Por supuesto que sí.

Respeto total por el Meditarráneo.

Pero desde la ventana de casa de Daniel Guerrero lo que se ve es el Tibidabo.

CIGAR JOURNAL

Total… Que fue eso lo que dijo y eso fue lo que publiqué en Cigar Journal:

Mare Nostrum es un pequeño homenaje a lo que veo desde mi ventana cuando me despierto por la mañana”, dice Daniel Guerrero, creador, master blender y propietario de la marca nicaragüense de cigarros El Viejo Continente. Mare Nostrum, el Mediterráneo para los antiguos romanos, es la nueva línea que presenta en Intertabac 2019 y que llegará a 26 mercados de todo el mundo antes de Navidad.

El Viejo Continente Mare Nostrum se va a comercializar en tres formatos, 140 mm x 56, en caja de 10 unidades; 120 mm x 56, en cajas de 20 unidades; y 120 mm x 50, también en cajas de 20, en precios que, dependiendo de los mercados, van a oscilar entre los siete y los ocho euros por cigarro.

La mezcla de tabacos que Daniel Guerrero ha escogido para esta nueva serie incluye tabaco brasileño, CuBra (semilla de Cuba en tierra de Brasil) que, en su opinión, “le aporta una sabor dulce y especiado muy característico y es un tabaco que, según parece, se está empezando a poner muy de moda”. Junto al CuBra, en la tripa lleva otros tres tabacos: viso de Condega, Nicaragua; viso de Estelí, Nicaragua; y olor dominicano, con capa y capote de semilla habana nicaragüense».

Los precios, ya en España, son El Viejo Continente Mare Nostrum I (140×56), 7’80 euros; Mare Nostrum II (120×56), 7’50 euros; y Mare Nostrum III (120×50), 7’30 euros.

Todo lo demás, lo suscribo: es un tabaco muy rico y sabroso y Daniel Guerrero es uno de los nuestros.

Un comentario de “El Viejo Continente Mare Nostrum

  1. Ángel dice:

    Hola Javier.
    Seguro que son cigarros ricos y que nos sorprenderán gratamente. Dani y tú haceis buen equipo.
    Ya te contaré que me parecen.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *