Huele a festival: Cuba

A ver si consigo acabar estar entrada que empecé a escribir el lunes… Jejejeje. Noviembre y, como digo, ya huele a festival. ¡A fiesta grande del tabaco! Y con «tremendo colofón» en La Habana, Cuba, donde se celebra el decano de los festivales tabaqueros, el más popular: el Festival del Habano, en su XXII edición.

He cambiado el orden, y no porque quiera omitir el Procigar Festival de República Dominicana, que se celebra justo la semana anterior, sino porque me he dado cuenta de que el plazo de inscripción para el Festival del Habano termina antes. El último día es el 23 de diciembre.

El objetivo de estas entradas no es contarte algo que no ha pasado, aunque los festivales se parecen mucho los unos a los otros, sino animarte a ti, que eres un aficionado, a acudir a uno de ellos a empaparte de un ambiente tabaquero de gran intensidad emocional.

Por eso dejo para el final el Procigar, que el año que viene tiene lugar entre el 17 y el 21 de febrero, y os adelanto, igual que he hecho con Nicaragua, algo del contenido del XXII Festival del Habano. Ráscate el bolsillo por si tienes el dinerete, tiempo y ganas y te quieres apuntar.

Tienes que tomártelo como una vacaciones tabaqueras en Cuba. No es barato, desde luego, pero sí muy recomendable. Es un fiestón.

Aquí os conté el festival PURO SABOR de NICARAGUA

EL PEPINAZO 2019

Pero, antes, me veo en la obligación de recordaros a todos los que no habéis votado al Mejor Cigarro del Año en El Pepinazo 2019, que estáis tardando en hacerlo y que la paciencia de mi tío, el famosos hechicero de la tribu Obembe, Obtuso Ngé, tiene el límite en sus afiladas agujas de vudú.

El 1 de diciembre sorteo una caja de EP Carrillo Encore Majestic entre los que hayáis participado en la lista. Ya hemos superado los 500 votos, pero quiero llegar a mil. Vota, decide tú cuál ha sido el mejor cigarro el año, que no lo decidan por ti los gurús, los expertos ni los periodistas, y gana esta caja de tabacazos:

Hay que votar a tres cigarros, los tres que más te hayan gustado a ti, de venta legal en España, tripa larga y no necesariamente lanzados en 2019. Tres. Los que quieras. Con tu nombre a jblancourgoiti@gmail.com

El plazo se cierra el 31 de diciembre, pero si tu voto llega antes del 1 de diciembre, entras en el sorteo de esta caja.

XXII FESTIVAL DEL HABANO

Os decía que…

El XXII Festival del Habano es una gran oportunidad. Por supuesto, hay que tener la tela, que no es poca, el tiempo e, importante, la compañía. Y no hagáis caso (si no queréis): podéis ir con vuestra pareja. Yo fui con mi mujer la primera vez y lo pasamos los dos genial. Además, si no fuma puros, quizá consigas que te entienda mejor.

Y hasta puede que, de vez en cuando, comparta un tabaco contigo.

Lugar y fecha: La Habana, Cuba, del 24 al 28 de febrero. Lo suyo es que pilles un vuelo para La Habana con salida el sábado 22 de febrero y regreso el 29. Es la manera de que no te pierdas nada. El domingo 23, el festival no tiene programa, pero la casa de acreditaciones del palacio de convenciones, donde está el centro del Festival, está abierto para que recojas los pases para las cenas y el paquete de bienvenida. Abre de 10 a 16 horas, por lo que mi consejo es que vayas pronto, te acredites, recojas tu bolsa y, después, regreses a La Habana Vieja a conocer la ciudad (si es que no la conoces).

Merece la pena. La ciudad acaba de celebrar el quinto centenario de su fundación, que fue el 16 de noviembre de 1519… Es decir, hace dos semanas fue la fecha exacta. Si esto mismo te lo contara un cubano, diría: «El 16 de noviembre de 1519, a las veintidós horas y treinta y cinco minutos, aproximadamente«.

La Habana es un lugar especial en la tierra. Si te sientas, como hice yo con mi mujer, en una terracita en la plaza de Armas a fumar un habano y a tomar un daiquirí, te darás cuenta de cómo la circunstancia influye en la fumada: los habanos allí saben mejor y el ron no emborracha.

Si quieres conocer el programa oficial y el programa especial, que también lo hay, para acompañantes, lo tienes aquí.

PROGRAMA OFICIAL Y PROGRAMA DE ACOMPAÑANTES

CENAS, ESPECTÁCULO Y HABANOS

Veréis que el programa está confirmado, aunque no se concreta demasiado con respecto a los cigarros que se presentarán, y que podréis fumar en primicia, pero lo que está confirmado y asegurado es que los cubanos saben montar un buen show.

Hay tres cenas en el programa: la noche de bienvenida, en el Club Habana, al final del Malecón, un lugar que merece la pena conocer, se dedicará a la marca Bolívar. En la noche intermedia, nada menos que en la fábrica de El Laguito, se rendirá tributo a las Casas del Habano y al 85 aniversario de Montecristo. Por último, la siempre multitudinaria y espectacular noche de gala, a la que, por cierto, hay que ir de gala, con Romeo y Julieta.

Es una noche muy especial en la que siempre hay una actuación de calado mundial… Este año se anuncia, sin mencionarlo, a un grupo de música de mucha actualidad. El último año que fui yo, actuó nada menos que Joaquín Cortés. Dio que hablar el hombre, la verdad que sí.

Y, al final, se celebra la tradicional subasta de humidores en beneficio del Sistema Sanitario Público Cubano, que es donde se ve a la gente de posibles, los que son buen partido, a los que hay que mirar con buenos ojos para que sean consuegros.

CAMPOS Y SEMINARIOS

A diferencia de otros festivales, en los que los asistentes se dividen para hacer visitas al campo o a las fábricas, en el Festival del Habanos todo el que está interesado va en un sólo grupo. El martes, por ejemplo, se visita la zona de Partido, al sur de La Habana, donde Tabacuba está sembrando tabaco tapado para capa y está el Instituto del Tabaco de San Antonio de los Baños. Es recomendable asistir.

Además, en el Palacio de Convenciones la actividad es constante: además de una feria pequeña comercial, hay seminarios, conferencias, clases magistrales de torcido, catas y maridajes y, por supuesto, la preliminar y la final del Habano World Challenge, el campeonato mundial del conocimiento del habano, que siempre es interesante.

Todo esto, sin que haga falta contaros, la animación nocturna que hay en La Habana, una ciudad, por lo demás, muy segura. No hay más problema que el que te busques.

Para inscribirte, sigues estas instrucciones:

INSCRIPCIÓN EN EL XXII FESTIVAL DEL HABANO

El precio, creo que ya he dicho que no es barato, pero así es la buena vida, son 1500 pesos convertibles, unos 1.360 euros. Más el vuelo. Pero si tienes la pasta y te gustan los habanos, al menos una vez en la vida hay que ir al festival del habano.

Fiestón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *