La Aurora 100 años

Cien años no es nada, o sí, porque el tiempo, Cronos, que es así de cabrón, devora a sus hijos y nosotros somos hijos de nuestro tiempo. Otros lo llamaron Saturno, pero, para el caso, era el mismo. Este. El de Rubens.

Saturno devorando a su hijo (detalle). Pedro Pablo Rubens

Sé que el famosísimo es el de Goya, pero hasta los genios tienen sus influencias.

Lo mismo hemos hecho nosotros esta Navidad: nos hemos comido al niño Jesús por las patas, pero sin arrepentimiento: el rape Currito que hace mi madre es patrimonio de la humidad. Un espectáculo. ¿Qué le vamos a hacer? A mí mujer, del gordo de la lotería sólo le ha tocado el gordo.

Lo puesto, vaya.

La última vez que vino a España Manuel Inoa, master blender de La Aurora, me regaló un corona de La Aurora 100 Años, pero el original. El de 2004. Es algo absolutamente delicioso, pero casi no queda, así que está prohibido sacarlo de la fábrica. No hay. No lo pidáis. Vais a decir que tengo enchufe y es correcto. Ésa es la respuesta. Yo le digo:

– Pana, tráeme una cosita rica. Ya tú sabes.
– ¡Pero qué desgraciado tú eres! – me responde. Pero se ríe.

Ese cigarro lo tiene casi todo para hacerme feliz. Para empezar, el formato, con un cepo 43 que concentra el sabor y lo hace elegante y untuoso, y un largo de 146 mm. La capa, la original, es una semilla corojo sembrada en Bonao, en el Valle del Cibao, y cosechada en 1996, con lo que tuvo siete años de añejamiento antes del torcido, en paca, y después el tiempo que necesitara en el aging room de la fábrica.

Hoy esa capa no existe. El 100 años de ahora tiene capa corojo dominicana, igualmente, pero no es la de Bonao. En eso consiste parte del trabajo de Manuel: que el cigarro siga siendo excelente, año tras año, a pesar de los cambios en la composición de la ligada que son inevitables: el tabaco está vivo y toma sus decisiones: el máster blender es el que vigila que la consistencia de sabor, fortaleza y equilibrio sea siempre igual, aunque el tabaco se resista.

Es un domador de tabacos.

En España, en su día, se trajo al mercado en formato Belicoso (158 mm x 52) y Robusto (127 mm x 50) y está pasando un poco sin pena ni gloria, algo que absolutamente incomprensible, en mi opinión. Esos tabacos son hijos de su tiempo, un tiempo largo y pausado que, sin embargo, ha pasado en un abrir y cerrar de ojos. Ya no sólo tienen los añejamientos largos que hacen buena a la serie, sabrosa, balanceada, potente y muy satisfactoria, y que le dan un valor que es difícil de ponderar en dinero. Además, hay que sumarles el tiempo que llevan en la cava de tu estanquero de cabezazo intentando que te fijes en ellos.

La Aurora 100 Años Robusto (127 mm x 50). Medio a fuerte. 7’90 €
La Aurora 100 Años Belicoso (158 mm x 52. Figurado). Medio a fuerte. 9’70 €

Puestos así, como hijos de su tiempo, ese Robusto a 7’90 euros y ese Belicoso a 9’70 euros son dos auténticos chollos. Y no sé que estás esperando para ir a por ellos.

6 comentarios de “La Aurora 100 años

  1. Jesus Serrador dice:

    Que placer leerte un dia como hoy, que me toca ir a trabajar con menos ganas de lo habitual
    Me gustaría consultarte un par de cosas .
    La primera es si hay alguna forma de que al mail lleguen las actualizaciones de la web ( artículos nuevos y comentarios , sobre todo comentarios, para no tener que ir buscando en cada artículo .)
    Y la segunda ; sabes si cao ha retirado el osa sol lot 50 , en otro día fui al estanco de cabezazo y no había .
    Me dijeron que no traían , pero como no era el dependiente de siempre y estaban liados no quise indagar más.
    Bueno saludos y disfruta

  2. Javier dice:

    Hola Jesús, el CAO Osa Lot sigue en el mercado y lo que le queda, así que pídeselo que lo tiene. Lo otro, no lo sé. Antes se podía, pero tendría que consultarlo con Marco, el artista que mantiene la web. Gracias por leer! Un saludo. javier

  3. Manuel dice:

    Buenas tardes:

    Felices fiestas y felicidades a «la bestia».

    Saco la caña de la ignorancia para rescatar una pregunta sobre tu vídeo; Haces referencia a que «es fundamental probar le tabaco en frío»…por qué o para qué?…y entiendo que es una vez cortado…tema sabor? tiro?…

    No sé si es cómo cuando el vino…cuando te dan a probar…aunque no he visto a nadie que lo eche para atrás…jejeje…quiero decir…la prueba te aporta alguna información?…

    Has echado alguno para atrás?… O es como en las fiestas de fin de curso…una vez en el lío ya no miras si le falla algo….uff..perdón…escudo anti-ofendidos…

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Jajajajajaja… Una vez que te enciendes a ver quién te apaga, claro. Gracias de parte de Woody. El tema viene de otro vídeo en el que planteaba el debate de si el cigarro se corta primero y después se enciende o si se enciende primero y, después, se corta. Para mí, es fundamental empezar a fumar el cigarro en frío, por eso creo que es mejor cortar y, después, encender y que la costumbre de encender primero y cortar después viene de los Habano Sommelier. Tengo un amigo que siempre lo hace así, y es como le gusta y me parece genial, aunque en mi opinión se pierde un primer placer: el de la expectativa. Hasta en las fiestas de fin de curso tiene que haber un poco de preliminar, unas miradas, un moñigueo, unos chistes, una copa. El cigarro en frío te va a dar información sobre la fumada que viene: sabores, fortalezas, tiro… Casi todo. Aunque, por supuesto, te puedes equivocar y entonces el cigarro, normalmente, te sorprende. Y eso es muy bueno. Con respecto a si he tirado algún cigarro para atrás. Sí. No pocos. Y algunos antes de cortarlos, pero eso no sé cómo lo puedo contar. Podría intentarlo. Voy a darle una vuelta. Un abrazo!

  4. Javier dice:

    Hace Varios meses, después de leer este post, me hice casi con 20 belicosos que quedaban de una caja en la cava de mi amigo Gonzalo en Valladolid, que gran cigarro Javier!!
    Gracias por tus recomendaciones y enhorabuena por tu nueva etapa como Brand Ambassador de Davidoff .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *