La Aurora 115 aniversario: cigarro de abril de 2019

Ganas me dan de decir la verdad (por una vez), pero el daño no me lo iba a hacer a mí mismo. Decía André Gide en «Si la semilla no muerte»:

«De sobra sé«, dice Gide, «que lo que me dispongo a contar me causará un daño, presiento el partido que sacarán de esto en mi contra, pero mi historia sólo tiene una razón para existir y es ser verdad. Digamos, por tanto, que la escribo por penitencia«.

Es una de mis citas de cabezazo.

EL SOMBRERO DEL BOHÍO

Este mes de abril, todos lo habéis visto, hemos tenido el gustazo de recibir en España al máster blender de La Aurora, mi pana full Manuel Inoa, el tío al que mejor le queda el sombrero del mundo (envidia) y un hombre con tal carisma que es capaz de meterse en el bolsillo a Vladimir Putin, si hace falta.

Tenía pendiente publicar esto, por cierto: el Bohío de Magallanes, que vende unos sombreros dignos de Burkina The Hat, obsequió a Manuel con ese panamá de ala ancha color crudo, con la cinta negra, hecho en Ecuador donde, según Pablo Montorío, propietario del Bohío, se fabrican hoy los mejores sombreros. Manuel no cabía en sí de gozo y agradecimiento, pero es que, además, al cabrón le queda muy bien. Miradlo, en la foto con Pepe Martínez Franco (que lleva el sombrero viejo de Manuel) y el mismo Pablo.

Sabéis que siempre os digo que nos movemos en un mercado de lo viejo, y no de lo nuevo, y que lo que hay que preguntar cuando uno entra en un estanco es «¿Qué tienes viejo?» y no «¿Qué novedad tienes?«. Es algo que da valor a las cavas, como lugares idóneos para el añejamiento del tabaco, que tienen auténticas joyas esperando a ser fumadas, mientras esa pasión impaciente que nos invade a los fumadores (a mí a veces me pasa también, lo reconozco), nos empuja hacia lo que pensamos que va a estar muy bueno sólo porque no lo hemos probado todavía. Mirad la corona de 100 años de La Aurora (146 mm x 43). Es la original, con una capa cosechada en 1996, en Bonao, Valle del Cibao, República Dominicana, una plantación que ya no está operativa, y con capote y tripa cien por cien dominicanos añejados cuatro años. Una capa sedosa y plena de aceites esenciales, colorada oscura, con siete años de añejamiento… Lanzado al mercado en 2004, es un cigarro irrepetible.

I-RRE-PE-TI-BLE

No sé si quedan muchos, pero debéis buscarlos: La Aurora 100 años Robusto, 127 mm x 50, es una cima del cigarro dominicano en España, a 7’90 euros.

Y el Belicoso, igualmente rico, si no más, que ocupó el segundo puesto del Top 25 de Cigar Aficionado en el año 2004… Ahí es nada.

TOP 25 CIGAR AFICIONADO 2004

Es un 158 mm x 52, figurado, la misma liga, el mismo sabor, en España por el ridículo precio de 9’70 euros.

Os lo conté aquí:

LA AURORA 100 AÑOS

LA AURORA 115 ANIVERSARIO

Manuel Inoa vino a presentar La Aurora 115 Aniversario, que es un cigarro que ha llegado al mismo tiempo en una doble edición limitada y una versión ya incorporada al portfolio regular. Quizá por eso, debo dejarlo claro. El cigarro que más he disfrutado en el mes de abril es el regular, que me gusta más que la limitada, por un par de detalles que tienen mucha importancia.

Primero, porque la limitada lleva una muy rica capa de semilla corojo, cultivada en Ecuador… Pero a la regular, mi pana Manuel le ha colocado una Sumatra Ecuador, como si hubiera hecho la liga pensando en mí.

En segundo lugar, porque lo fumé con un vaso de ron E.León Jimenes en la mano, que es el mejor ron del mundo y en esto no me puede la pasión. Lo que tienes que hacer es coger 120 euros e irte a un estanco, que es donde se vende, y comprarte una botella. Después, vuelves aquí, a esta entrada, y me lo cuentas.

El ron es un blend de varias reservas familiares de Barceló, al que, después, se le da un añejamiento extra en barricas de Jérez que le dan un toque muy característico, más tirando a seco que a dulce, a medio camino entre el ron ligero cubano y el agrícola de las Antillas, entre el sabor tradicional del ron y el de un buen coñac.

CON MANUEL INOA

Con estas circunstancias, y la alegría de poder pasar un rato bueno viendo a Manuel Inoa en accion

Metiéndose en el bolsillo a la audiencia, uno tras otro, al que dijo que llevaba 40 años fumando y que nunca había oído nada parecido y a todos los que, como yo, escuchábamos embelesados a Manuel.

Así que, otros meses lo tengo difícil, pero esta vez me decidí pronto. Por todo lo que aún significa para mí La Aurora, por ese ron incomparable, por la compañía de Manuel y por un cigarro que ofrece una fortaleza media, sabroso, dulce, especiado y «maderable», con una preciosa capa Sumatra Ecuador, capote y tripa Dominicanos con un puntito de Brasil, al precio de 8’50 euros que no os vais a ver en otra…. Cigarro del mes de abril de 2019 en Burkina [J’Adore] The Revist.

CONDEGA SERIE S ROBUSTO

Otro rato memorable, grabado ya para siempre en mi memoria a fuego, fue la visita que hice el pasado 4 de abril a Bodegas Valduero de la mano de la Casa del Tabaco. Miradme.

Fantástico sitio, riquísimos vinos, rematados por una comida castellana canónica, es decir, sopas de ajo, asado con su lechuguita para desengrasar, fruta del tiempo, nueces, café, gintonic y un Condega Serie S Robusto.

No sólo es que el cigarro esté bueno, sobre todo dulce y pleno de sabores oscuros, tostados, cacaos, es que la circunstancia, como siempre digo, manda… «Alfonso«, interrumpí la cata con mi habitual mala educación, «vuelve a llenarme la copa de Una Cepa, por favor, que no acabo de pillar los matices de ciruela«. Uno es profesional y si tiene que beberse la botella entera para pillar todos los matices, lo hace. Vinazo.

Difícil que Condega Serie S Robusto no acompañe al cigarro del mes de abril, por el cigarro en sí, y por todo lo que le rodeo. Es un 127 mm x 52, cien por cien Nicaragua, tabacos de Estelí, Condega y Jalapa, a un precio que es una invitación a fumar: 5’60 euros.

DAVIDOFF 2000

Termino ya con los cigarros del mes, con un feliz encuentro de última hora, siguiendo la línea de lo que os he dicho en esta entrada, y que repito y repito y repito (perdonadme si os resulta pesado):

Un tabaco de indudable calidad, que ha sido sometido a todos los procesos con el mimo y la atención que merece una gran marca, si se mantiene en buenas condiciones de humedad y temperatura, sigue trabajando, sigue «botando» hostilidades (que se quedan pegadas al celofán) y redondeando aristas para ofrecer una profundidad de sabores mucho más allá de lo que se había planteado cuando se compuso el blend.

No sé si queda claro: si, como yo, entras en un estanco y ves dos Davidoff 2000 (10’10 euros cada uno), formato corona 127 mm x 43, con ese anilla obsoleta y ese amarilleado en el celofán, que afea su aspecto, no lo dudes. Son dos joyas. Yo no lo hice y, como os conté antes de ayer, me los llevé a casa del embajador de República Dominicana, Olivo Rodríguez, porque sabía que me iban a dar una gran satisfacción.

EN CASA DEL EMBAJADOR DE REPÚBLICA DOMINICANA

Aún tengo otro… Y esta noche he quedado con mi amigo Peter Strom en Argo…

2 comentarios de “La Aurora 115 aniversario: cigarro de abril de 2019

  1. Julio Alberto Heredia dice:

    El otro día bajé a mi cava habitual y me hice con un par de los Edición Limitada para disfrutar en San Isidro con un amigo, cuento ya los días para disfrutarlo, de paso me hice con otros de los aquí mencionados (Pilotico, Macanudo Red, Quai D’Orsay, Montecristo Open Decimo Aniversario) — ya necesitaba inquilinos mi humidor.

    Tendré los ojos bien abiertos cuando visite otras cavas por si veo esos 100 aniversario, no era fumador entonces.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *