La mejor edición limitada de Habanos de la historia (2): un voto

Como bien dice Gonzalo Fernández Silió, el chico de la Power, «han comenzado las píldoras burkineras«. Correcto. Vamos a estirar el chicle. Yo no sé por qué, pero, en general, entre los fumadores de cigarros gustan los ranking. Este no va a dar para mucho, tampoco, porque son 57 cigarros, pero va a dar respuesta a una pregunta que todo aficionado a los Habanos se hace cuando tiene una edición limitada entre los dedos: ¿cuál ha sido la mejor edición limitada de Habanos de la historia?

Ayer desvelé los cinco cigarros de los que no se ha acordado nadie…

LOS OLVIDADOS

Y eso que he dado el coñazo durante mes y medio sobremanera y que he tenido la lista completa (que me pegué un currazo) en la portada del blog desde abril

LISTA COMPLETA DE EDICIONES LIMITADAS DE HABANOS

Entiendo, de todas formas, que la decisión no era fácil, pero también sé, porque me pasa a mí, que hay cigarros que se recuerdan perfectamente: marca, compañía y circunstancia.

Gracias a los 181 amigos que habéis votado, en cualquier caso. 541 votos que no son divisibles entre tres porque, como os dije, hay un señor que sólo ha querido votar a un cigarro.

Con un voto, lo normal, cigarros de hace bastante tiempo:

52.- MONTECRISTO ROBUSTO EDICIÓN LIMITADA 2006

Vitola de galera: robusto.
Formato: 124 mm x 50.
PVP en estanco: 12′ 50 euros.
Votos: 1.
Ranking: 52.

La expectativa mató a este cigarro, estoy convencido. En el año 2006/2007, ya todos conocíamos (y esperábamos con cierta ansiedad) las ediciones limitadas, una práctica de mercado en la que hay que reconocer que Habanos fue absolutamente pionera: fueron los primeros en leer el cambio que se estaba empezando a producir en el consumidor e hicieron una interpretación enormemente acertada.

No creo que fuera muy justo, pero Montecristo Robusto Edición Limitada 2006 no llegó a la expectativa levantada, en cierto modo alimentada por su marca y formato, pero también por los dos grandes éxitos de Habanos que lo precedieron: el lanzamiento del Montecristo Edmundo, que tiene un formato parecido (135 mm x 52), arrasó nada más llegar al mercado, a finales de 2004, hasta el punto de que rompió stock, es decir, superó todos los cálculos de ventas de Altadis; y una de las ediciones limitadas más celebrada de los últimos 20 años, el inolvidable H.Upmann Magnum 50 E.L. 2005.

Con estos precedentes, tengo que suponer que se esperaba más del robusto de Montecristo de 2006, más que nada porque en el año 2000 se lanzó otro Montecristo Robusto Edición Limitada que ha quedado bastante por encima en el ranking…

Además, la moda del robusto ya se estaba empezando a apagar y se preveía un cambio en los apetitos del consumidor, que es en lo que estamos ahora: cepos cada vez más gruesos y pasión por las novedades; poca fidelidad a un puro en concreto y mucho, cada vez más, picoteo.

51.- PARTAGÁS SERIE D Nº1 EDICIÓN LIMITADA 2004

Vitola de galera: Partagás nº16.
Formato: 170 mm x 50.
PVP en estanco: 12’00 euros.
Votos: 1.
Ranking: 51.

En mi opinión, uno de los grandes Partagás que han pasado por el mercado, con un formato 170 mm x 50 que le daba una presencia imponente y casi, casi daba hasta miedo. Y yo lo fumé en Cuba, lo recuerdo perfectamente, la segunda vez que fui al festival del Habano, que fue en el año 2005, con el viaje de prensa que organizaba Altadis.

Con esas señas, como podéis comprender, el Serie D nº1 es un cigarro que recuerdo muy bien, potente y sabroso, muy Partagás, con el añadido que hay que reseñar, porque es verdad y todo el que lo ha probado lo sabe, de que en Cuba, los habanos siempre saben y sientan mucho mejor.

Estuvimos en un paladar cerca del malecón que se llamaba El Hurón Azul, donde comimos ancas de rana, por cierto, y bebimos Campillo, delicioso y seguro vino de Rioja (porque es lo que había), y quien me ofreció el cigarro, como me vio bisoño me dijo: «¿No te vas a marear?«.

La verdad es que su aspecto podía dar un poco de miedito, con su anilla roja brillante…

Pero cuando me lo fumé, y lo disfruté, el mismo señor me miró y me dijo: «No, si al final hemos hecho de ti un hombre«.

Y yo le sonreí aunque, la verdad, no estoy de acuerdo con que uno se haga hombre por fumarse un tabaco. Es un concepto de pelo un poco machista contra el que Burkina [J’Adore] The Revist quiere combatir. Por eso no digo el nombre de esa persona, porque, además, hay que juzgar la circunstancia como lo que fue: una broma de hace casi quince años.

Gran e inolvidable tabaco.

50.- COHIBA PIRÁMIDES EDICIÓN LIMITADA 2001

Vitola de galera: pirámide.
Formato: 156 mm x 52. Figurado.
PVP en estanco: 1.850 pesetas (11’11 euros).
Votos: 1.
Ranking: 50.

Prueba evidente de una gran verdad: hay circunstancias felices que quedan grabadas a fuego en la memoria gracias a un cigarro, que funciona como una cápsula del tiempo. La pirámide de Cohiba de 2001 es una de las tres ediciones limitadas que Habanos volvió a lanzar al mercado, en esta ocasión, cinco años más tarde.

Es otro tabaco, sin duda, con, como podéis ver, otra anilla, pero esa persona que ha votado a la edición de 2001, antes que a la de 2006, atesora un recuerdo muy grato y nítido del cigarro que se fumó y de la circunstancia feliz en que le dio candela.

Yo mismo, que las he probado todas, porque llevo en esto del tabaco casi 20 años, no sabría decir ahora mismo si me gustó más la del 2006 o la del 2001. Si recuerdo que, por aquel entonces, robusto y pirámide eran los formatos de moda.

49.- ROMEO Y JULIETA ROBUSTO EDICIÓN LIMITADA 2001

Vitola de galera: robusto.
Formato: 124 mm x 50.
PVP en estanco: 1.160 pesetas (7’03 euros).
Votos: 1.
Ranking: 49.

Porque las ediciones limitadas de Habanos tienes tres características principales que las distinguen de la línea regular: primero, que están confeccionadas con tabacos sometidos a un añejamiento extra en paca de dos años, incluida la capa. Segundo, que salen en vitolas de galera que no están en el portfolio de la marca (en el momento de salir). Y tercero, aunque no es oficial, suelen usar formatos de tendencia.

Las limitadas de ahora, si os dais cuenta, tiran en general al calibre grueso. En 2001, lo trendy era el robusto. Mucho robusto. Y entonces lo veíamos, con se cepo 50, y nos parecía un cigarro gordo… Ya ves.

Romeo y Julieta sacó su robusto al mercado en la edición limitada de 2001 que fue el año en que las cinco marcas globales de Habanos lanzaron su propia limitada. Eso sucedió en 2001 y en 2003: Partagás, Montecristo, Romeo y Julieta, Hoyo de Monterrey y Cohiba eran, entonces, las llamadas «marcas globales», es decir, que se venden en todo el mundo.

Curiosamente, en 2002 no hubo ediciones limitadas.

Bueno, que me he enrollado mucho. Mañana más.

5 comentarios de “La mejor edición limitada de Habanos de la historia (2): un voto

  1. Diego J. Galán dice:

    Buenas,
    Desde que fumo puros y he conocido a gente nueva, CMH, foros… He visto algo que me ha sorprendido y es algo que mencionas al final del post, la poca fidelidad a una determinada marca o cigarro. Tenía yo un tío que epd que era un fumador de Habanos (Cohiba y Partagas) y Davidoff, y de ahí no salía. ¿Moda, exceso de oferta, estar a la última (como con los móviles)? A mí, cuando tenga una buena experiencia como fumador de puros me gustaría tener una fidelidad a alguna marca o cigarro. Por ahora repito un habano y una marca nicaragüense sobre todo lo demás.

    Un saludo

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      El mercado te lleva… Piensa que todas las semanas llegan novedades de unos o de otros y la gente quiere probar cosas nuevas. Yo creo que los fumadores de puros de ahora somos coleccionistas de momentos. Pero está alimentado por las casas. Ya te digo: novedades hay prácticamente todas las semanas.

  2. Luis Eduardo Fernández Puyol dice:

    Gracias por tus artículos siempre tan interesantes y bien argumentados.Estaba yo equivocado cuando pensaba que el Robusto volvería a resurgir ya que cada vez tenemos menos tiempo durante la semana para fumar.El fin de semana ya nos permite puros mas grandes.

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      GRacias a ti, Luis, por tu comentario… El robusto yo ya no lo veo, pero los calibres finos, incluso para fumadas cortas, van a resurgir. Es algo que me he propuesto yo conseguir y voy a poner en ello todo mi empeño. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *