La mejor Edición Limitada de Habanos de la historia (8): top 25+1

Entramos ya en el top 25, que es verdad un top 25+1, del resultado final del concurso «La mejor edición limitada de Habanos de la historia»… Ahora que lo pienso, suena un poco rimbombante… ¡DE LA HISTORIA!

Aunque es así. Es de la historia. Desde el año 2000, vaya, que es toda la historia de las limitadas de Habanos.

Es 25+1, porque hay empate a 12 votos, que no son pocos, por cierto, aunque lo pueda parecer: de hecho, la limitada que ha quedado tercera, tiene 18 votos (y era una de las grandes favoritas), sólo seis más.

Parece ser que lo convencional es hacer un TOP-25, aunque yo nunca he entendido muy bien por qué, salvo por la rima:

¿Has visto el TOP 25?
Ya sabéis… Mira, un euro en el suelo.

Escapando de lo convencional, Burkina [J’Adore] The Revist hace un TOP 25+1, ¿por qué? Pues porque vuestros 451 votos han caído así y porque aquí somos poco de lo convencional y más de lo conveniente. Así pues:

TOP 25+1 DE LAS MEJORES EDICIONES LIMITADAS DE HABANOS

25+1.- MONTECRISTO 520 EDICIÓN LIMITADA 2012

Vitola de galera: Maravillas nº3.
Formato: 155 mm x 55.
PVP en estanco: 17’00 euros
Votos: 12.
Ranking: 26.

Y creo que no sería justo que, por un quítame allá esas pajas, el Montecristo Maravillas se quedara fuera del cuadro de honor. Así que, top 25+1 y lo incluimos. Lo digo porque este cigarro levantó ríos de tinta antes de llegar al mercado. Me acuerdo perfectamente de Ángel García Muñoz advirtiéndomelo: «Pues verás cuando llegue el Montecristo Maravillas«, con esa cara de periodista que se le pone a Ángel cuando sabe que él lo ha disfrutado antes que nadie. Él lo había fumado ya en La Habana, en la presentación de las limitadas del festival, y auguraba un cigarrazo.

Cuando llegó, por fin, lo único que me defraudó fue el nombre. Yo lo habría dejado en Montecristo Maravillas Edición Limitada 2012, ni hecho a medida, pero los cubanos tienen ese ansia por la celebración, que a veces les lleva a conmemorar fechas que sólo se consideran redondas en Cuba: el 520 aniversario del Descubrimiento de América.

Yo estuve en el Festival del 2002 y tengo por alguna parte un cenicero conmemorativo del 510 aniversario del Descubrimiento. Es esa precisión, que ellos se toman tan en serio pero que, para nosotros, es chocante y que les lleva a decir, cuando con orgullo te recalcan que el capitolio de La Habana es más alto que el de Washington, que «Mide aproximadamente 54 centímetros más«, una medida que pongo yo al azar, que no sé si el guía dijo que eran 54 centímetros, 17 ó 38, lo gracioso es que hagan una estimación aproximada tan exacta, cuando lo normal sería decir: «Mide, aproximadamente, medio metro más«.

Perdonad, la digresión, pero en esta cabecita mía, que lo recuerda bien como un grandísimo habano, el Monte 520 EL12 será siempre como lo me lo presentó Ángel: Montecristo Maravillas.

Porque, además, lo era.

25.- COHIBA 1966 EDICIÓN LIMITADA 2011

Vitola de galera: cañonazo especial.
Formato: 166 mm x 52.
PVP en estanco: 33’30 euros.
Votos: 12.
Ranking 25.

En esa misma línea conmemorativa, el 2011 marcaba el 45 aniversario de la creación de Cohiba, de ahí que se lanzara esta limitada con el nombre 1966, fecha de nacimiento de la marca de cigarros más conocida del mundo.

Todos recordamos el humidor de Cohiba de hace tres años, el del Cincuenta Aniversario, aunque la mayoría lo hemos visto en fotos o de lejos en el evento de Pasión Habanos del hipódromo y ya… Bueno, yo coincidí en el vuelo a Intertabac con el responsable de marketing estratégico de Habanos, Rodrigo González, y en la feria me hizo un pase privado al humidor.

No robé ninguno. ¡Podría haberlo hecho! Pero no lo hice.

Cohiba 1966, cañonazo especial, otra anilla conmemorativa que era un señor cigarro, además la demostración de que con un cepo 52 ya tienes un tabaco con una presencia imponente. Quizá no la mejor de Cohiba, pero muy buena.

24.- MONTECRISTO GRAND EDMUNDO EDICIÓN LIMITADA 2010

Vitola de galera: cañonazo.
Formato: 150 mm x 52.
PVP en estanco: 15’60 euros.
Votos: 12.
Ranking: 24.

Y del cañonazo especial, al cañonazo sin más, formato de enorme éxito que a todos los fumadores de cigarros del mundo nos trae a la cabeza un rato dichoso gracias al Cohiba Siglo VI. ¿Quién no lo ha fumado y celebrado? Aunque últimamente no es fácil, porque cuando llega al estanco vuela, dura tan poco tiempo en las cavas que casi habría que considerarlo una limitada.

El Grand Edmundo salió en la estela triunfal de la serie de cigarros más exitosa de Habanos de los últimos años, que es Edmundo y familia, como una gran culminación de ese éxito, a lo que hay que sumar un formato ganador y todas las prestaciones habituales de las limitadas.

Un gran cigarro, no me extraña nada que tenga tantos votos.

23.- BOLÍVAR PETIT BELICOSO EDICIÓN LIMITADA 2009

Vitola de galera: petit pirámide.
Formato: 124 mm x 52. Figurado.
PVP en estanco: 10’00 euros.
Votos: 12.
Ranking: 23.

Antecesor de un grande del vitolario Habano, uno de mis cigarros preferidos del mundo, que es el Belicosos Finos de Bolívar un cañón generoso, vitola de galera campana (140 mm x 52. Figurado), al que haciéndole un corte amplio le quitas, de inmediato, el marchamo ese que tiene de cigarro fuerte. No lo es. De medio a fuerte y, con doble corte, medio.

Para mi gusto, evidentemente. Según lo que yo he fumado y en las circunstancias en las que lo he fumado.

Fue cigarro del año 2017 en Burkina [J’Adore] cuando este blog sólo lo leían mi madre, mi tía Carmen y Pedro Merino.

BELICOSOS FINOS CIGARRO INDULTADO 2017

Supongo que, en parte, el lanzamiento de limitadas tiene que ver también con la experimentación de vitolas nuevas para las marcas, para ver que tal resultado tienen en el mercado. La de Bolivar de 2009 fue la primera de esa marca y el resultado fue magnífico.

22.- PARTAGÁS SERIE D Nº5 EDICIÓN LIMITADA 2008

Vitola de galera: Serie D nº5.
Formato: 110 mm x 50.
PVP en estanco: 10’30 euros.
Votos: 12.
Ranking: 22.

Estamos empezando a entrar en el terreno de lo serio y de lo contundente: el Serie D nº5 de Partagás ha sido uno de las grandes, grandes, grandes limitadas de Habanos. Su ránking, en mi opinión es bajo, a pesar de que la diferencia de votos entre el 22 y el 3 son sólo seis y que quizá, con un par de votos más, este cigarro habría ocupado un sitio más a la altura de su enorme dignidad.

Porque fue muy bueno.

Tanto que, por supuesto, pasó al portfolio regular. Y no lo digo sólo porque estaba muy rico y porque recuerdo perfectamente dónde y con quién lo fumé (el con quien es más fácil porque estaba solo). El Serie D nº5 fue un acierto, sobre todo, por el formato. Llegaban los tiempos de fumadas cortas, contundentes, sabrosas y saciantes, y ese 110 x 50 es casi perfecto para eso. No hace falta un cepo 58 para quedar bien a gusto con la fumada.

Tendría que hacer una búsqueda por mi antiguo blog, Wells & Bea-Murguía, el blog que vieron los siglos, para encontrar la entrada que al Serie D nº5. Más o menos venía a decir que, una vez más, como me sucede a mí con mi hermano más joven si cabe, el hermano menor supera al mayor. En mi opinión, entre Serie D nº4 y nº5, el pequeño concentra más y está más rico.

Y dicho esto, venga, a casca’la por ahí.

2 comentarios de “La mejor Edición Limitada de Habanos de la historia (8): top 25+1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *