BURKINA J'ADORE

HUELE A VICTORIA

Los 50 mejores habanos 2017 (9)

NO, QUE SOY TORPE Y NO QUERÍA HACER CLIC EN ESTE PURO SINO EN OTRO. QUIERO VOLVER AL RANKING COMPLETO

No tengo ya mucha fe en la especie humana y cada vez que veo en la televisión a Donald Trump, pierdo un poco más la esperanza en que podamos algún día redimirnos. Menos mal, que entre los diez mejores habanos de 2017, elegidos en una encuesta hecha entre 100 profesionales, ha aparecido este cigarro. Esto me hace pensar que, tal vez, no esté todo perdido. Hay motivos para volver a creer, por lo menos, en el buen gusto de las personas de bien…

9.- RAMÓN ALLONES Specially Selected.

Vitola de galera: Robusto. 124 mm x 50. Rango de sabor: De medio a fuerte. Precio en estanco a 13 de enero de 2018 (puede variar): 11’60 euros. Votos: 12.

09 ramon-speciallyselected

Ramón Allones Specially Selected, alias “RASS”, es el habano más consistente que se fabrica, el más constante. Como dicen en Segovia, es más regular que La Sepulvedana, y ya es decir. Por eso, sus seguidores son legión y, probablemente, ahora mismo no les estoy descubriendo nada. La marca nace en 1845, pero en 1927 la compra Cifuentes & CIA y se convierte en una especie de escudero de Partagás, con cuyo vitolario llevó, durante mucho tiempo, una existencia paralela, aunque sobre todo pensado para el mercado británico. Incluso, existían los Ramón Allones 8-9-8, que ya no se fabrican y hay quien asegura que 8-9-8 fue un invento del mismo Ramón Allones, el fundador de la marca, un gallego emprendedor y un gran innovador, sobre todo en el tema de las cajas.

Hoy día, Ramón Allones sólo tiene tres vitolas, salvo que extraordinariamente salen ediciones limitas y regionales, pero en el portfolio regular están los Gigantes, que es un prominente (194×49), el extraordinario Small Club (minutos, 110 x 42) y este robustazo que le hace una competencia muy seria al clásico Serie D4 de Partagás.

Porque en fortaleza, aunque oficialmente supone que está por debajo de Partagás, yo me atrevería a decir que andan muy parecidos. El Specially Selected, desde luego, evoluciona a más sabor, mayor complejidad y gama aromática según va avanzando la fumada. Los comienzos son levemente picantes, herbáceos, de un amargo vibrante muy equilibrado con la persistencia de un aroma a madera muy tabaquero. A lo largo de la fumada, el cigarro se va volviendo más cremoso, aparece su dulzor acompañado tostados y el final es pletórico, de una untuosidad maravillosa.

Estamos todos los fumadores de acuerdo en que el RASS es un gran habano y, desde luego, su presencia entre los diez mejores del año pasado parece más que justificada, sin embargo yo le voy a poner una peguita (porque si no, no sería yo). Como amante de los cigarros, siempre me he manifestado ardientemente capista, es decir, considero que la capa de un cigarro no es sólo su vestido, sino su hoja esencial. Un cigarro de esta altura merece una capa de categoría, no la que lleva hoy que es seca, sin siquiera un poco de grasita que llevarse a las yemas de los dedos, que son aceites esenciales que contribuyen a la riqueza aromática. Pero es que, además, el aspecto es un tanto mortecino, nervuda, con manchas y gotas de agua, que yo sé que no influyen en el sabor, pero es feo… Capas a dos colores.

Estoy convencido de que si le cuidaran un poco más la capa, si llevara una un poco más vistosa, Ramón Allones Specially Selected sería un best-seller, porque de sabores y aromas va pleno de complejidad.

Y como últimamente estoy así de osado,  os voy a proponer que lo fuméis con ron agrícola de Martinica Clement, a ser posible el VSOP, por lo mismo, por la complejidad de un ron que tira más a seco que a dulce y que tiene un despliegue de sabores y aromas que, en combinación con un cigarro que sí aguanta la potencia, te hace sentirte en la montaña rusa.

ron_clement_vsop_1

rhum-embargo-anejo-esplendido-ron-extra-40

El ron solo. Como los piratas. Ni hielo ni agua ni porquerías. Solito y a tragos cortos.

En el caso de que seas de ron más tradicional, te recomiendo que pruebes el ron Embargo Añejo Espléndido, porque es un blend de rones caribeños dulces con rones agrícolas de las Antillas, con envejecimiento en barrica de bourbon que contienen el dulzor y no lo hacen nada empalagoso. También da más juego que el agrícola. Yo no lo tomaría con Coca-cola, porque lo matas (aunque es verdad que la Coca-cola mejora muchísimo), pero sí con un par de hielos y un twist de naranja, que es bien sencillo, cualquiera lo tiene en casa y está que te mueres de gusto. Un buen ron el Embargo.

YA LO HE LEÍDO. QUIERO VOLVER AL RANKING COMPLETO

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: