Momento Moro

Va bien la cosa… Me encanta lo de pediros que os mojéis. No pedíroslo, exigíroslo, más cuando es por una buena causa. ¿No queréis acabar de una vez con la discusión sobre cuál es la mejor Edición Limitada de Habanos? Pues esta es la oportunidad. Y tú, David, no has votado aún.

AQUI tenéis la lista completa de las 58 ediciones limitadas que han salido al mercado desde 2000.

LISTA COMPLETA DE EDICIONES LIMITADAS DE HABANOS

La tienes sólo para hacer memoria. Elige tres y me mandas un mail a jblancourgoiti@gmail.com y, entre los que participen, sortearé una caja de H.Upmann Propios E.L. 2018. Mira y llora:

Estoy encantado con los chicos de Momento Humo, aunque muchos no hayan votado todavía a la Mejor Limitada y me voy a tener que poner a repartir hule, pero, aparte de eso, son estupendos. Mirad que alineación:

Jóvenes, más que yo incluso, inquietos, están informados, saben y quieren saber más, están muy interesados en la información del producto y son gente abierta a probar cosas nuevas y distintas y a valorarlas sin miedo ni apego a la anilla por sus prestaciones. Y dan su opinión de forma leal, que es lo mejor que se puede decir de nadie, en esta web que os recomiendo y que hace tiempo ya que figura en el listado (a la derecha lo tienes) de webs amigas.

CLUB MOMENTO HUMO

Su único defecto, y no es pequeño, es que son todo tíos, pero hasta admiten italianos… ¡No se puede ser más abierto! (non arrabbiarti che è uno scherzo e vota per l’edizione limitata).

Así que cuando David Blasco, que todavía no ha votado, me dijo que el 27 de abril se iban a ir de excursión, en hermandad de humo, a Emilio Moro y Cepa 21, en Peñafiel, Valladolid, en el hígado de la Ribera de Duero, no lo dudé porque, además, estoy escribiendo un reportaje para Cigar Journal sobre vino y cigarro y su indudable paralelismo.

Ya conocía las dos bodegas. A José Moro lo entrevistamos para la última edición de La Cava de Cigarros en la que yo participé antes de irme a currar a República Dominicana, en 2014. Es un gran tipo. Y gran fumador de cigarros.

Y a Cepa21 le dimos un premio en 2009, creo recordar, porque en su restaurante habilitaron un espacio para fumadores maravilloso, justo antes de que una política muy nefasta decidiera que esa inversión ya estaba amortizada.

El flaco soy yo, sí. Hace veinte kilos de esto.

Con estos mimbres, y la promesa de culminar un asado con una Lusitania de Partagás y un Glenrothes al pie del Duero…

Partagás Lusitania VG Prominente (194 mm x 49), Fortaleza de media-fuerte a fuerte. PVP en estancos a 29 de abril de 2019 (puede variar) 19’40 euros.

¿Qué queréis que os diga? Todo los órganos del cuerpo me llevaron a Peñafiel… ¡A trabajar! ¡Que conste! A fumar excelentes puros en la mejor compañía, a beber vino exquisito, a comerme un cordero por las patas y hacer barcos de pan sin fin en la tartera… Es en lo que yo curro. Tengo esa mala suerte y, por eso, voy a la mina cantando…

Ahora que lo pienso… Esto lo va a leer mi mujer…

¡Qué puta mierda de sitio! ¡Qué agobio de gente! ¡Qué ganas de no estar allí! ¡Qué coñazo! ¡Mucho más rico el cordero de tu madre! (Bueno, esto es verdad).

La Lusitania de Partagás más que un cigarro es un grado, una aspiración, la culminación del deseo de ascender, un ángel de las Elegías de Duino de Rilke, sobre todo cuando dice aquello de que «La belleza no es sino el principio de lo terrible«. Puede dar miedo, y no me extraña, con ese aspecto fiero, con una capa carmelita tan puramente cubana y sus casi 20 cm de largo por 49 de cepo. Yo no se lo puedo recomendar a fumadores inexpertos ni, desde luego, a bebedores de cocacola light. Son 194 mm de sabor intenso a Partagás, dulce y terroso, con muchos toques de madera (la caja era de 2008), especias, tostados y cacaos, con una fortaleza que empieza media pero que evoluciona, con gran equilibrio, hasta un final de campanas, sinfónico y maravilloso, cargadito de potencia. Normal, después de más de una hora de fumada.

Cuando lo acabas, te dan el doctorado en fumador de cigarros.

Aquí tenéis al doctor Blasco y al dottore Codella

David empezando a defender la tesis. Ruggero a punto de citar a Cesare Pavese: «Verra la morte e avra una Lusitania«.

Sobre los vinos de Emilio Moro y Cepa 21, en mi humilde opinión de no experto en absoluto, ya me gustaría, el campeón mundial fue Malleolus. Ya lo conocía y ya me gustaba, pero me encanta confirmar estas cosas. ¡Tremendo caldo! De una profundidad de sabor exquisito, largo y complejo. Estoy seguro de que le habría aguantado bien a la Lusitania.

Aunque es verdad, tengo que decirlo, que en la cata cometieron el error de servirlo demasiado frío. Al menos para mi gusto.

Pilar Gallinas, la perfecta anfitriona que, sin dejar de bailar, nos explicó todo el complejo proceso de creación de los vinos de ambas bodegas, nos aseguró que no era lo normal. Tampoco es imperdonable. Se deja un poco en la copa, se calienta con las manos, se quita uno de encima las prisas y de paso, además, le das la oportunidad al vino de abrirse y expresarse con mayor amplitud.

El proceso de elaboración de un vino va en paralelo con el del cigarro, de una forma tan asombrosa que no es extraño que, al final, en el momento del disfrute, sean productos que casen tan bien. A mí es de los maridajes que más me gusta: un buen tinto con un cigarro bien armado. No sólo comparten la madera en que envejecen ambos, roble en el vino, cedro en el puro, es que dependen del terroir de la misma delicada manera: una parcela, con una variedad (la de Emilio Moro es 100% tempranillo), con un mismo cosechero y un mismo proceso, por obra y gracia de la madre naturaleza da un resultado distinto que sólo la experiencia y el saber de los enólogos (o de los maestros tabaqueros) pueden llevar con mano experta hasta la consistencia de sabor que después los consumidores buscamos y disfrutamos.

Y en todo el proceso, el ingrediente esencial es el tiempo. La paciencia, nada de atropello, nada de prisas, fermentar y añejar hasta que esté listo, lo que, no lo dudéis, es bastante más caro que la propia materia prima.

En Cepa 21, un descubrimiento maravilloso. Fresco, esta vez sí, vibrante, dulce y que promete un final feliz, este rosado 2018 de Hito.

Había un Perla del Mar Maduro M programado para el aperitivo (recomendado por Burkina [J’Adore] The Revist en «Siete pecados dulces«), pero yo ya venía fumando esta, no sé, panatela tal vez de El Sitio que me regaló mi chófer Raúl Blanco. Gracias Raúl.

Un cigarro que no se vende en Península, 152 mm x 38, acabado en rabo de cochino, con sabor intenso a breña canaria. Según me dicen, El Sitio no está pasando por su mejor momento y es posible que estos cigarros desaparezcan. Es una pena. Sobre la industria canaria del cigarro prometo escribir un día una entrada completa. Hoy no es el día. El Sitio estaba muy bueno y su sabor quedó ponderado y realzado no sólo por el sabroso Hito rosado, sino por ese rayo de sol que es el abrazo cálido de Castilla y que te hace sentir la vida recreándose en sí misma. Va por ustedes.

Lo he pasado muy bien. Muchas gracias, amigos.

2 comentarios de “Momento Moro

  1. Jose M Esteban dice:

    Javier, Muchas gracias por tu comentario. Añadir un par de cosas, que me encanto compartir «barcos» contigo y otra muy importane conocer de un experto fumador y tambaleador de vinos, su afición al liquido de la vida (Habia una pelicula Lorenzo´s Oil) Si, el aceite. Ahora tendremos que posicionarnos entre Arbequina, Picual (mi preferida para el pan del desayuno), Hojiblanca, Cornicabra, Picudo, Empeltre. Sevillenca, Aloreña, hay mas de 200.
    Y para terminar y que no me regañe pondre aqui mi votacion de las Ediciones Limitadas, aviso soy marquista….
    Montecristo Robusto Edición Limitada 2000
    Montecristo D Edición Limitada 2005
    Montecristo Double Coronas Edición Limitada 2001
    Mi valoracion es en orden inverso.
    Gracias Javier

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Muchas gracias, el placer fue mutuo. Qué rico todo. Experto, experto, sólo en intentar sacarle el mayor jugo a mi tiempo. En eso sí. Lo de los aceites, lo hablamos porque tampoco entiendo mucho, pero me entusiasma. Yo he votado también a una de esas tres. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *