BURKINA J'ADORE

HUELE A VICTORIA

¡Novedad en el mercado! ¡En Burkina!

Premisas.

Uno: mi agradecimiento a la buena gente de STG que ha confiado en mí para probar un cigarro que no ha salido al mercado aún, aunque está a puntito: Macanudo Inspirado White Robusto (127 mm x 50). Muchas gracias Eva y Paco. Cada vez que voy a veros me siento querido en esa empresa.

¡Esto hace que, por primera vez, tenga un cigarro en exclusiva! Estoy hasta nervioso,

Dos: después de cuatro catas ciegas (ésta es la tercera y la cuarta la publicaré la semana que viene), me he dado cuenta de que los expertos que vienen son MUY EXIGENTES con los cigarros, como tiene que ser. No es una queja. Esto va a hacer que las puntuaciones, en general, de los cigarros no van a salir muy altas (mejor) ni generosas.

Sin embargo, cabe decir, y eso es la bueno de estas catas, que aunque insisto en que han sido cuatro jueces que conocen el mercado de tabacos y son buenos fumadores habituales, rigurosos y que han hecho un trabajo honesto y excelente al servicio de Burkina (y pagándose ellos la cena, ¡ja!), son cuatro personas con su muy particular gusto. La ausencia de algo información (yo permanezco callado en la cata) o de anilla del cigarro desconcierta, y uno siempre trata de averiguar lo que está fumando y alguno hasta se aventura a decir algo (y falla, casi siempre), pero ese no es el ejercicio y yo se lo digo: no intentéis adivinar nada, porque os condicionará. Fumad y sentid.

Dicho esto.

Macanudo Inspirado White Robusto

NOTA: 74/100

Formato: Robusto (127 mm x 50). Procedencia: Honduras. Tabaco: Capa, Connecticut (Ecuador); Capote, Indonesia. Tripa: San Andrés, México; Estelí y Condega, Nicaragua. PVP a 5 de abril de 2018 (puede variar): 4’90 €

Attachment-1

(Tened en cuenta que la nota es media y los comentarios individuales. Los catadores pueden no hacer comentarios o hacerlos en función de su nota, no de la media, por tanto alguno puede parecer incoherente).

Nota media a su aspecto 76/100 – Comentarios de los catadores

  1. Atractivo de la capa: 75 – -.
  2. Nivel de perfección: 85 – -.
  3. Olor de la capa: 53 – Olor poco apreciable.
  4. Tacto de la capa: 80 – Aterciopelada.
  5. Cantidad de tabaco: 75 – Compensado.
  6. Resistencia: 85 – Buena pinta.
  7. Construcción: 80 – Bien hecho.

Nota media a sus prestaciones en frío: 75/100 – Comentarios de los catadores

  1. Nivel de complejidad en frío: 65 – -.
  2. Fermentación del tabaco: 85 – -.
  3. Valoración del aroma en frío: 73 – Muy bueno.
  4. Valoración del sabor en frío: 70 – Flojo. Rico amarguito.
  5. Aspiración en frío: 80 – Correcto. Poco.

Notas de cata en frío.

Aromas a cuero y vegetal. Sabor dulce y amargo, manzanilla – té, madera, vegetal, heno fresco.

Nota media a sus prestaciones en caliente: 69/100 – Comentarios de los catadores

  1. Tiro: 84 –
  2. Combustión: 73 – Irregular.
  3. Impacto al principio de la fumada: 70 – Media.
  4. Quema parejo: 70 – No.
  5. Evolución: 65 – Poco. Muy consistente. Gran final.
  6. Complejidad del sabor: 63 – – .
  7. Volumen de aspiración: 70 – -.
  8. Densidad del humo: 68 – -.
  9. Consistencia de la ceniza: 60 – Se cae.
  10. Color de ceniza: 73 – Gris media. Gris con aros. Gris.

Notas de cata en caliente.

Entre dulce, meloso, y amargo herbáceo, con toque salino y un final más cremoso de sabores tostados.

Nota media en satisfacción: 68/100 – Comentarios de los catadores

  1. Evolución del cigarro: 70 – No se percibe. Va a más herbáceo.
  2. Fortaleza: 70 – Media. Mejora mucho al final.
  3. Sabor: 70 – Mejora al final.
  4. Equilibrio: 78 – Recupera fortaleza.
  5. Construcción: 53 – Capa rota. Se rompe la capa. Se rompe.

Nota media en relación con su precio: 58 – Comentario de los catadores

  1. Precio (4’90 €): 70 – .
  2. Relación calidad/precio: 78 – Buena.
  3. ¿Lo comprarías?: 68 – Depende del momento.

Comentarios finales:

  1. Tiempo de fumada: De 50 a 60 minutos (depende de la aspiración).
  2. Maridajes: un single malt, chocolate, oporto, vino.
  3. Momento del día: Sobremesa. Media tarde.

NOTA FINAL: 74/100

Comentario de Burkina.

En estos tiempos extraños que corren, hace falta ser valiente y creer mucho en tu producto para poner una capa Connecticut a un cigarro. Hace treinta años, era el recopete, lo más, pero hoy la inclinación del consumidor va más hacia capas más gruesas, más firmas y de tonos más oscuros.

A mí, porque soy así, porque si veo que la gente se deja barba, yo me afeito todos los días, me encanta esa capa. Y no sólo por ese “dime lo que opinas que me opongo” que me define tanto. Quiero dar mis razones. Primero, es una connecticut de un color un poco más oscuro de lo habitual, dorada y muy brillante, preciosa al tacto. En segundo lugar, me parece elegante y extraordinariamente fina y, seguro, difícil de trabajar. Por último, adoro los sabores amargos que la caracterizan, más cerca del aroma de la hierba recién cortada, con un toquecito dulce y de frutos secos, lejos de sabores que, en mi molesta opinión (como dice un amigo mío), son más dulzones y más fáciles de reconocer y aceptar por parte del consumidor, pero más infantiles.

Hay que reseñar que, es cierto, tres de los cuatro cigarros rompieron la capa al final de la fumada, cuando el cigarro estaba en lo mejor, algo que es feo, le ha bajado la nota, pero que tampoco afecta para nada al sabor. Como he dicho, la capa del Macanudo Inspirado White es extraordinariamente fina y de gran calidad, pero no ha aguantado, al final, la subida de temperatura de tres fumadores con mucha aspiración. Como digo, no afecta al sabor, pero sí que te puedo recomendar, para que no te pase, que lo fumes con tranquilidad. Con mucha tranquilidad. Como si no tuvieras prisa. Aunque, insisto, es un defecto.

Con respecto a los sabores, Macanudo no se caracteriza precisamente por ser una ruleta de la suerte. Desde el principio de llegar a España, apostó por la consistencia de sabor, es decir, por proponer una línea y seguir por ella hasta al final, en este caso, ese amargo tan rico y, además, adulto que presenta el cigarro. Es algo más difícil de conseguir en un puro de lo que parece y tiene su público, sobre todo entre la gente que busca una fumada sin grandes sobresaltos.

Con respecto a los maridajes que los jueces han propuesto, sí me voy a atrever a matizarlo (todo lo demás, lo he reproducido tal y como ellos lo han escrito en la hoja). Uno de ellos ha propuesto un whisky single malt, sin decir marca, para fumarlo y yo estoy de acuerdo siempre que sea un tipo Glenrothes, sin mucha turba ni ahumados ni muy salino ni yodado, es decir, un estilo de whisky más floral y con fruta que puede aportarle algo de dulzor a un cigarro en el que predomina, como ha quedado claro, es un amargo sostenido muy rico. De ahí que se haya propuesto, también, un Oporto y algo que le va de lujo a cualquier cigarro: chocolate, si es puro cacao, mejor, que prepara muy bien la boca con una capa cremosa que engrasa perfectamente el humo del cigarro.

Pero, como siempre digo, lo mejor que podéis hacer es probarlo vosotros mismos y, desde luego, si no estáis de acuerdo con esta cata, publicar vuestra propia valoración porque lo que es una verdad indudable en este mundo del cigarro premium es que hay tantos puros como fumadores.

VOLVER AL MENÚ ANTERIOR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: