BURKINA J'ADORE

HUELE A VICTORIA

PDR 1878 Capa Madura Toro

VOLVER AL MENÚ PRINCIPAL

Si has seguido un poco Burkina J’Adore, desde que comenzara en el mes de enero… Parece que fue ayer y este mes de junio vamos a superar las 2.000 visitazas.

Que se dice pronto.

Pues si lo has seguido un poco, te habrás dado cuenta de que en Burkina somos más de Supermán que de Spiderman.

Spiderman es un gilipollas enclenque que va dando brincos y haciendo cabriolas circenses por la ciudad en esquijama, poniendola perdida de telas de araña. Además, nadie sabe decir su nombre: ESPIDERMAN. ¡Que no, coño, que se llama ES PAI DER MAN!

¡Y no tiene media leche!

En Burkina somos mucho de capa, por eso Supermán, con esa capa carmelita o colorada brillante, nos llama atrae mucho más. Eso es lo primero que ve un fumador cuando se acerca a un cigarro: la capa.

Y es que, al contrario de lo que te han enseñado, la capa es la parte esencial de la magia. Sin ella, no hay superpuro: es indispensable, es clave, es definitiva.

Cuando coges un puro y te das cuenta de que la capa es regulera, quizá pueda llegar a ser Spiderman, no digo yo que no, pero nunca Supermán. Supermán es otra división. Para llegar a Supermán tiene que ser un cigarro con una capa que de verdad te haga volar.  Y, si no, una puta araña y poco más.

A veces, un murciélago que se cree que todo se arregla con pasta y una capa sintética, tiesa como si se le hubiera ido la mano con el almidón. Parece buena, pero no, macho no. Que tú tampoco vuelas.

Yo soy mucho de Supermán y de esa capa que te hace volar. Si me tengo que poner unas katiuskas horteras, como de echar (de comer a los cerdos) y los calzoncillos por fuera, lo hago. Pero esa capa…

En primer lugar, porque es la hoja cara del tabaco, la que escasea, la que es difícil de conseguir y ya si empiezas a tirar de corte alto de la planta, no te digo nada. Busca una hoja de capa, de calidad, de buen tamaño, para un formato toro, de un corte alto para que tenga grasita y que aguante bien la presión del cigarro cuando combustiona y no reviente y que encima tenga buen sabor…

Supermán.

PDR 1878Este PDR 1878 Capa Madura Toro (152mm x52) tiene una capa Arapiraca, Brasil, que ya la quisiera Supermán. Le he dado un retoquillo a la foto para aclararla y que apreciéis bien la grasa de la capa, que en realidad es de un color maduro más oscuro.

Todavía hay gente en Mandrilia a la que hay que convencer de que el aporte de la capa es esencial para el resultado final de la ligada del cigarro; que dos puros con exactamente la misma tripa y capote, pero con dos capas diferentes, dan como resultado sabores y aromas complemtente distintos y, si lo piensas bien, es lógico.

En primer lugar, porque lo primero que tiene contacto con nuestros labios es la capa y, desde ese momento, ya nos está dando información a las papilas gustativas. La capa arapiraca Brasil del PDR 1878 de Abe Flores, en frío, antes de encender, es muy especiada, picantita y dulce, te activa la punta de la lengua.

El cigarro tiene entidad suficiente y fortaleza como destrozar el solito varios falsos mitos sobre el tabaco dominicano, que no está mal que lo volvamos a decir: el tabaco no es más fuerte ni más suave por su país de procedencia, sino por su piso foliar, cuanto más alto en la planta, más cerca del sol, más nicotina, más fuerte.

Así, tenemos en PDR 1878 un cigarro de futuro, porque es a lo que va esta industria, hacia el coupage de tabacos multiprocedencia. PDR reúne hojas de Brasil, Dominicana y Nicaragua, con manufactura dominicana, es decir, una construcción perfecta en cuanto a tiro y combustión (¿hace falta repetirlo?), de un cigarro que unifica lo mejor de tres países.

En la mezcla, que es donde está la esencia (¡Mézclense!, que decía aquel viejo cubano), el resultado es un cigarro en una escala diferente de sabor, muy equilibrado con una fortaleza media nada agresiva, que viene muy bien a los que estén explorando territorios nuevos, a los que estén buscando algo diferente.

Porque una cosa es sabor y otra fortaleza y, sí, de nuevo, si no echas el humo por la nariz dudo que alguna vez llegues a distinguirlas.

En definitiva, una propuesta diferente, con mucho sabor, que yo me atrevo a recomendar. Como crítica, sobre todo, que los cigarros tienen entidad suficiente como para hacerse hueco en el mercado por sí mismos, porque está bueno y sale a un precio razonable.

PDR 1878 CAPA MADURA TORO
Longitud: 152 mm
Cepo: 52
Tripa: Nicaragua, Dominicana
Capote: Criollo (Dominicana)
Capa: Arapiraca Maduro (Brasil)

Categoría: 2 – Puntuación – 8,25

Punto fuerte: Un gran cigarro, muy equilibrado en sabor-fuerza, complejo y saboroso, con muchos matices (en los que no me voy a meter porque son los suficientemente subjetivos como para que los busques tú solito) que da una fumada larga y muy placentera. Muy recomenable. La capa es una maravilla.
Punto débil: para mi es un error grave. Estamos tratando de hacer más grande la tarta de los fumadores. No queremos que los fabricantes compitan entre ellos para quitarse consumidores, sino, al contrario, que de alguna manera colaboren para que se incorporen nuevos consumidores al mundo del cigarro. De esta forma, cuanto más amplia sea la oferta, mejor; cuanto más variada, mejor; creo que es un error seguir la estela de un fabricante en concreto, por muy líder que sea y por buenos, que lo son, que sean sus cigarros. Más cuando los tuyos tienen entidad propia suficiente para abrir ese crisol de aromas y sabores, hacer la oferta mucho más amplia y sabrosa y contribuir a romper esos falsos mitos que tanto daño hacen.

PUES NO LO HE ENTENDIDO, PERO BIEN. VOLVER AL MENÚ PRINCIPAL

Guardar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: