Pepinazo 2018 – Con tres votos

La cosa empieza a estar más caliente que el asiento de Niki Lauda. En el Pepinazo 2018, con tres votos, once cigarros que comparten el puesto 38. Os recuerdo que hay 561 votos válidos, que se han repartido entre 174 cigarros, y que haber obtenido un solo voto, dentro de un océano de 4.000 referencias, es ya un enorme mérito. De hecho, en la lista final vais a echar de menos algún clásico y más de un súperventas.

No es en descrédito de El Pepinazo decir que este ránking es únicamente el reflejo de la opinión de los lectores de Burkina [J’Adore] The Revist, al contrario y aunque, en general, ofrece un testimonio bastante fiable de lo que es el mercado hoy día, no deja de ser eso: el ránking de Burkina. Gracias a todos los que habéis participado.

A ti… Sí, tú. Ese, ese, no mires a los lados que me refiero a ti, que no has votado, espérame en la puerta de tu casa que tengo un palo con un clavo.

Lista de 94 cigarros con un voto en el puesto 83 del ránking.
Lista de 34 cigarros con dos votos en el puesto 49 del ránking.

Y, ahora sí, en el puesto 38 del ránking, con tres votos (precios en estanco a 3 de enero, pueden sufrir cambios en el futuro):

Puesto 38.- PARTAGÁS Shorts.
Cuba. 3’80 euros.

Vitola de galera: Minutos (110 mm x 42). Fortaleza media a fuerte

Si a estas alturas aún no os he convencido de que hay que arañar las cunas de las cavas hasta que no quede ni uno es que no me he expresado bien. Media horita de sabor 100% Partagás por 3’80 euros y sólo hay dos cosas en el mundo, que se me ocurran ahora mismo, así, de sopetón, que den tanto gusto por menos dinero: orinar en el campo bajo las estrellas gritando «¡Soy Ptololomeo!» y que mi mujer ME rasque la espalda. Me la rasque a mí, por supuesto… Si quieres que te la rasque a ti, te sale más caro. Todo es hablarlo.

Partagás Shorts está, en mi opinión, muy por debajo de sus méritos en este ránking, pero, claro, cuando uno se pone a pensar en un cigarro glorioso, quizá se olvida de la gloria que ofrecen los pequeños placeres de a diario.

Tabaco, por supuesto, 100% Vuelta Abajo, Cuba.

Mil referencias en Burkina [J’Adore] The Revist, pero valga un ejemplo.

CASA MAGNA Colorado Short Robusto.
Nicaragua. 5’30 euros.

Formato: 114 mm x 54. Fortaleza media a fuerte.

Un pequeño gran Nicaragua, fruto de la colaboración entre dos grandes personajes (cubanos) del tabaco, como son Manuel Quesada y Néstor Plasencia. La verdad es que no me ha quedado claro si va a continuar en España o con las novedades lo van a deslistar, espero que no (consultaré con mi corresponsal en Liberia, Robert Polepole). Ha sido, durante años, la gran baza de Quesada en nuestro país, un cigarro lleno de sabor nica, con una gran consistencia, seriedad y regularidad en sus prestaciones: sabores especiados y oscuros desde la fumada en frío, cacao, cremoso, tostados, propios de un tabaco bien fermentado, que ha trabajado bien.

La liga, por supuesto, es cien por cien nicaragüense, con tabacos procedentes de Estelí y Jalapa, con una capa que le da nombre al cigarro y que, me voy a mojar, apostaría que es una corojo o criollo colorado, grasa, tersa, brillante, de esas que, antes de cortar el cigarro, te enseñan que se puede obtener placer sólo acariciando el cigarro con las yemas de los dedos.

VEGAFINA Nicaragua Wide.
República Dominicana. 5’80 euros.

Formato: 130 mm x 55. Fortaleza de media a fuerte

Otro gran Nicaragua, pero fabricado en República Dominicana, en La Romana, en la Tabacalera de García, donde en el año 2014, un periodista español con cara de panoli se coló en la sala de añejamiento, buscó la gaveta de VegaFina Nicaragua y, con permiso… Ojo… Con permiso… Mangó un robusto por aquello de ser el primero en probarlo. Es que eso da mucho gusto. Después te da muchos puntos en la competición de a ver quién la tiene más larga con los amigos en el bar.

Con tabacos de Estelí y Jalapa, Nicaragua, en tripa, capote y capa, VegaFina Nicaragua Wide es una edición especial que se lanzó en 2017 (de hecho, creo recordar que escribí yo la nota de prensa porque en esos días colaboraba con Tabacalera). Tendría que buscarlo. Es extraño que, dentro de lo que ofrece la serie Nicaragua de VegaFina, haya tres personas que destaquen esta edición, la verdad, que es cierto que fue un gran cigarro, pero dudo mucho que quede en los estancos porque estaba limitada a 26.000 cigarros nada más.

En cualquier caso, sirva para representar a toda la línea Nicaragua de VegaFina, porque fue, sin duda, un gran tabaco, que ofrecía los sabores fuertes y oscuros, pimienta, terroso, un punto amargo muy rico, cítrico que se puede encontrar en todos los puros de la marca.

EL VIEJO CONTINENTE Maduro Lancero.
Nicaragua. 5’85 euros.

Formato: 197 mm x 38. Fortaleza alta.

Se me ocurren tantas buenas razones para animaros a probar este cigarro, los que todavía no lo hayáis hecho, que se me atropellan las ideas en la cabeza y no sé ni por dónde empezar:

Primer motivo: es un cigarro que lo fabrica uno de los nuestros, el señor Daniel Guerrero, aka el Noi de la Mina, en Nicaragua, un tipo valiente y generoso, que tiene un espacio de honor en Burkina [J’Adore] The Revist. Ya sólo por eso, porque Dani es de los nuestros, es familia, hay que probarlo. Después, el cigarro te convencerá, estoy seguro.

Segundo motivo: el formato. En estos tiempos que corren, que alguien como Dani, con una pequeñita fábrica, apueste por un formato lancero da fe del buen gusto de su fabricante. Evidentemente, el tiro no es el mismo en un calibre 38 con un cañón de 197 mm que en un «chupochitorio» 100 mm x 60. Hay que trabajar un poco más la fumada, pero el resultado es fantástico porque ofrece más profundidad de aromas y sabores y, sobre todo, elegancia en la fumada. Y es que Dani es un tío elegante. Tú le ves por la feria, en Dortmund, y casi te da cosa abrazarlo porque va el tío de punta en blanco siempre.

Tercer motivo: es una fumada larga y muy satisfactoria, con tripa y capote nicaragüense y una preciosa capa San Andrés madura, de México, que le aporta un punto de dulzor a la fortaleza del tabaco nica, que, además, se potencia por el calibre del cigarro.

Cuarto motivo: si no lo pruebas, te azuzo al perro. Tú verás.

KOLUMBUS K-Azul Robusto.
España. 6’50 euros.

Formato: 124 mm x 50. Fortaleza media.

Uno de los artífices del renacer del cigarro palmero, del tabaco canario que llegó a tener, y no hace tanto de esto, más de un cinco por ciento del mercado español de cigarros premium y que tiene mucho mercado en países como Alemania. Un puro serio, bien hecho, con una fortaleza media cuyo sabor está bastante condicionado por su capa Connecticut Shade, preciosa, por cierto, de color claro, que ha sido de toda la vida la capa favorita de los fumadores y que aporta un amargo cremoso a frutos secos a una fumada viva y con el sello inconfundible de la breña canaria.

Es un cigarro que se fabrica en España, en la isla de La Palma, donde la tradición tabaquera se remonta a siglos y cuya conexión con los países del Caribe, que hoy son las denominaciones de origen más prestigiosas, es imborrable y se ha trazado, por la ruta de los huracanes, a través de una línea de inmigración, de ida y vuelta, que necesariamente hermana.

En la tripa, junto con otros tabacos, se mantienen las hojas de breña, que aún se cultiva en La Palma, isla en la que todavía se da el Pelo de Oro, entre otras semillas cubanas míticas. Es una producción modesta, una marca cuya cara visible es la de dos jóvenes emprendedores más majos que las pesetas, Marc Ripoll y Sergio de Súñer, que ofrecen calidad, buen sabor, preciosa presentación de un tabaco de aquí.

A.FLORES 1975 Serie Privada Maduro Edición Especial.
República Dominicana. 9’95 euros.

Formato: 127 mm x 52. Box pressed. Fortaleza: media.

Me estoy enrollando demasiado con cada cigarro y me parece que no voy a acabar a tiempo. No voy a exagerar nada si aseguro que, hoy por hoy, estamos ante uno de los ligadores de pico más fino del mundo del tabaco, que es Abe Flores. El tipo es fantástico: sabe lo que quiere hacer, lo tiene en el coco, y compone las recetas de su tabaco con enorme precisión hasta llegar a donde él quiere llegar. En este sentido, podemos decir que son cigarros reflejo del gusto de su creador, es decir, obras de arte, puros de autor, firmados por quien los crea y puestos a disposición del público con el cartel: «Esto es lo que me gusta a mí y estoy convencido de que a ti te va a gustar también«. Esta actitud se merece mi aplauso porque no es que sobreviva a espaldas de las exigencias del mercado, pero sí busca crear su propio consumidor.

Cigarro multiprocedencia, con capa HVA Ecuador Maduro, capote Nicaragua HVA y tripa Nicaragua HVA y corojo dominicano, despliega sabores amaderados, con especias y un dulce especial, afrutado, que, sin duda, se debe a que está elaborado cien por cien con semilla habana y, en especial, a ese corojito tan rico. Un tabaco excelente.

BOLÍVAR Belicosos Finos.
Cuba. 11’20 euros.

Vitola de galera: Campana (140 mm x 52). Figurado. Fortaleza alta.

¿Qué más puedo decir que no haya dicho ya? Si fue el cigarro indultado de Burkina [J’Adore] The Revist de 2017. Aquí. Porque es un tremendo tabacazo cubano, cuya fortaleza viene reforzada por el formato campana, figurado, y que con un corte chiquitín hace que el Belicosos Finos se convierta en un misil. Tiene lo que un fumador exigente debe esperar de un gran cigarro: complejidad de sabores y profundidad de aromas. Es una montaña rusa que hará las delicias de quienes esperan que los cigarros evolucionen, cambien, muestren otras caras y un final absolutamente clamoroso.

Y poco más, porque entiendo que no lo necesita, que Bolívar es una de las marcas cubanas que ofrece hoy por hoy más autenticidad para fumadores experimentados y que su liga está compuesta por tabacos de Vuelta Abajo, Cuba, con capa de Partido, la zona tabaquera situada al sur de La Habana.

GURKHA Cellar 18y Hedonism.
República Dominicana. 15’50 €.

Formato doble figurado: 152 mm x 58. Fortaleza media.

Me vais a decir que soy más pesado que «Deportes Cuatro» con el Bicho (que ya es ser plasta), pero os recuerdo que lo que es valioso en el tabaco es el tiempo. Todo lo que rodea al mundo del cigarro premium se valora en tiempo, el tiempo que vive un cigarro desde que nace en el semillero hasta que muere en tus labios es como el contador de un taxi.

Así que echad cuentas, pero este cigarro de producción regular, que no es una limitada, contiene un tabaco que fue cosechado hace 18 años. Yo no había sido padre todavía… Pesaba veinte kilos menos… Era delantero centro en un equipo de fútbol (y muy bueno, hay que decirlo)… No me habían salido pelos en las orejas… Y no sigo.

Fabricado, probablemente, en República Dominicana, aunque parte de los Gurkhas se elaboran en Nicaragua, contiene una ligada 100% dominicana, con una capa corojo colorada preciosa, para una fortaleza media llena de sabor. Evidentemente, no todo el tabaco tiene 18 años, pero sí parte de la tripa, complementado con tabacos más jóvenes que le suben algo la fortaleza al puro.

COHIBA Robusto.
Cuba. 21’60 euros.

Vitola de galera: Robusto (124 mm x 50). Fortaleza media.

La verdadera lástima es que anda muy escaso y difícil de conseguir. Yo lo recuerdo como un gran cigarro, pero tengo que tirar de memoria porque hace que no tengo la suerte de echármelo a la boca desde tiempos de Napoleón: hay poco y vuela tanto que resulta como cuando decían en mi pueblo, en Murguía (Álava), que el que sabía donde encontrar un cerco de perretxikos, se iba a la tumba sin contárselo ni a sus seres queridos.

Pero para mi peculiar gusto, que es muy mío, Cohiba Robusto es más cigarro que los Behikes (el que he probado) e, incluso, más que el Siglo VI y por eso no es de extrañar que sus fieles sean de cita bíblica: «Somos legión porque somos muchos».

Clásico sabor de Cohiba, en el que predomina el dulce amaderado y los toques de pimienta, es una de las producciones elaboradas con más esmero de lo que nos llega de Cuba, porque es Cohiba y, claro, en su fábrica, El Laguito, se selecciona lo mejor de lo mejor de Vuelta Abajo para la que es, probablemente, la marca más prestigiosa y conocida del mundo.

MONTECRISTO 80 Aniversario.
Cuba. 22’00 euros.

Vitola de galera: 80 aniversario (165 mm x 55). Fortaleza de media a alta.

Algo tiene el agua cuando la bendicen y mucho más si, pasados tres años ya del 80 aniversario de Montecristo (la fecha señalada fue 1935), los consumidores siguen acordándose de ella. Será que todavía hay alguno en los estancos… Que sí, que los hay que yo los he visto y con el tiempo pasado, entiendo que este cigarro debe de estar como una perita en dulce.

Yo tengo que confesar que no lo he fumado nunca. Su lanzamiento me pilló lejos de Madrid y, por alguna razón, no se ha cruzado en mi camino, pero la fortaleza oficial es de medio a fuerte, la normal de Montecristo, y su cata oficial habla de sabor intenso a tabaco, ahumado y especiado con fondo dulce.

Tabaco, por supuesto, 100% cubano, de Vuelta Abajo.

COHIBA Behike 54.
Cuba. 42’65 euros.

Vitola de galera: Laguito nº5 (144 mm x 54). Fortaleza media.

Como soy un hombre que intenta hablar con coherencia, lo que he dicho para del BHK 56, lo reafirmo en el BHK 54: grandísimo cigarro, sin duda, levanta pasiones en todo el mundo y hay razones más que evidentes para pensar que tiene sentido y para celebrarlo, todos los que nos dedicamos al cigarro premium estamos de enhorabuena, porque los grandes éxitos como el de Behike tienen una parte de contagiosos y contribuyen al engrandecimiento del sector en general.

Yo no lo he catado. En relación precio/poder adquisitivo somos como el Hispasat y el aldeano que está esperando a que pase para salir sonriendo en la foto, y os voy a confesar una cosa: tampoco me voy a volver loco por conseguir uno. Si me cae, y es gratis, lo guardaré para una ocasión SÚPER especial y lo disfrutaré mucho, pero, si no, seguiré en mi línea más modesta.

Y esto es todo amigos, que no es poco. Menuda homilía he soltado hoy. No sé qué voy a decir mañana. Ite misa est.

8 comentarios de “Pepinazo 2018 – Con tres votos

  1. SalmanRushdie dice:

    Si esto no es un análisis serio y con fundamento…. que se levante Winston Churchill ahora mismo del sillón y apague su cigarro!

    Qué grande Burkina!

  2. AGUSTIN BARANGE dice:

    Yo dejé de fumar hace 15 años. Pero si vuelvo, desde luego será con COLUMBUS. ¡ ¡ Qué sabor !! Que delicia !! ..

  3. Pedro dice:

    Hola, Javier.
    Gracias por el trabajazo que te estás marcando. Leo en uno de los cigaros: «capa HVA Ecuador Maduro, capote Nicaragua HVA y tripa Nicaragua HVA» ¿Qué significa HVA?
    Ya que siempre nos recomiendas buena mandanga, hoy soy yo el que te recomiendo que le pongas al asesino la canción «Cuidao con el perro que muerde callao» de Faustino Oramas. A ver qué opina.

    Abrazo

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Jajajajajaa… Pues ahora me la pongo. Jajajaa. HVA es semilla habano, son las siglas de Habano Vuelta Abajo, también se llama semilla havanensis. No estoy seguro, pero creo que incluye a toda la familia de la semilla de origen cubano: criollo, corojo, habana 2000… Pero seguro que hay alguien que me corrige. Abrazos!

  4. Antonio dice:

    Después de una deliciosa comida, muy bien regada, me he fumado esta tarde un Kolumbus K-Azul Robusto hasta “quemarme las uñas” y he sentido mil sensaciones con aromas de maderas exóticas y frutos secos que han ido cambiando a lo largo de su existencia…. Excelente sabor y tiraje. Muy buen precio. Lo recomiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *