Perfect harmony

Para hablaros de Perfect harmony, primero me veo en la obligación de meteros el sermón de la montaña. Si no te apetece leerlo, baja hasta el primer ladillo «Sed generosos».

Siempre me ha fastidiado cuando se dice de alguien que «De bueno que es, parece tonto«. Yo tengo algún amigo querido que casi podría encajar en esa expresión, pero con un pequeño matiz: «De bueno que es, es la mejor persona sobre la tierra«. De tonto, nada. No entiendo por qué hay esa necesidad de castigar la bondad.

El saber renunciar o ceder en favor de los demás a cambio de nada… De nada material, claro, porque después está la satisfacción de haber sido generoso. Sólo los que de verdad lo hacen, ser generosos, conocen esa sensación interna a la que me refiero.

Siempre he pensado que una de las virtudes con que se adorna el buen fumador de cigarros es la generosidad. Al menos mi experiencia es así. Será que he tenido suerte en general con las personas que me rodean o será, tal vez, que como yo procuro serlo, la vida, al final, me lo trae de vuelta.

No quiero decir que yo sea una ONG, en plan «Fumadores sin fronteras». Ni más ni menos que los demás, pero sí que mi maestro en esto del periodismo, Raimundo de los Reyes, me decía siempre: «Javierito, nunca te arrepentirás de ser generoso«. ¡Gran verdad! Y él lo es.

SED GENEROSOS

No es necesariamente una virtud de nacimiento. Se puede aprender a ser desprendido. Y tampoco hay necesidad de llevarlo al extremo de donar todos tus bienes a un cottolengo e irse a vivir a una cueva en el monte a comer bayas y limpiarse el culito con una hoja. Generoso, pero sensato.

Parece que en vez de leer una entrada sobre tabaco, estáis en misa. Perdonadme.

Todo este rollo es para deciros que aquí tenéis a un hombre generoso.

Eladio Díaz, master blender de Davidoff, me regala su amistad y eso es algo que me enorgullece, pero, además, me regala sus cigarros, y eso es algo que me da mucho gusto.

Una vez más, en este Intertabac, su hijo Emmanuel, mi pana, se me ha presentado con un mazo de diez cigarros de los que Eladio liga y construye para celebrar su cumpleaños. Este años, su 66 aniversario, lo ha llamado Perfect Harmony.

Eladio me lo describió por wassap hace unos meses. Fue el 30 de mayo. Yo estaba en ese momento en Estelí, Nicaragua, con otro generoso, Daniel Guerrero, cuando me mandó el siguiente mensaje:

«Estoy  fumando en  este  momento? Mi 66th aniversary!! Formato 54×6.25 torpedo: peso  19.03 gramos:  notas y sensaciones; spicy, madera «roble» cacao amargo, café «sin azúcar» almendras, ligeramente  cítrico lo que  contribuye a  excitar más  las  papilas gustativas, manteniendo  la  boca  humectada, otorgándole un  balance, equilibrio y  complejidad verdaderamente inusitada  con  una  cremosidad que  casi se  puede  masticar, como te dije en otra ocasión es un cigarro sólo para los que  saben degustar exquisiteces!! No es  para  novicios!!!!«.

No sé qué tendrá en la liga, pero creo que con esta descripción, hecha por el propio maestro de ligadas de Davidoff, ya está casi todo dicho.

DAVIDOFF ORO BLANCO

Como os estoy contando en el serial que algún día acabaré, «Hay cigarros que se sueñan«, Eladio liga de cabeza algunos de los mejores tabaco del amplio, inmenso, infinito inventario del almacén de pacas de Davidoff para el cigarro conmemorativo de su cumpleaños. Ese cigarro sirve, durante un tiempo, como atención para visitantes especiales que pasan por la fábrica de Tabadom o, simplemente, afortunados, porque el día que yo conocí a Eladio pasé por delante de su despacho, me lo presentaron y, sin saber quién era yo, ya me soltó uno de su 55 cumpleaños.

Después, Davidoff usa esa ligada para ediciones limitadas o cigarros muy especiales, como Davidoff Oro Blanco, que es el cigarro de su 60 cumpleaños y que se vende en estancos, en España, por un precio de 490’00 euros por cigarro. Aún tengo uno. Y me lo pienso fumar.

HAY CIGARROS QUE SE SUEÑAN. PRIMERA PARTE.

La única manera que se me ocurre de responder a la generosidad con que me trata Eladio es, además de cuidar de su hijo Emmanuel cuando estamos en Alemania (jejejejeje), repartir sus cigarros para que el máximo número de fumadores pueda disfrutar de semejante maravilla.

De hecho, ya he regalado cinco Perfect Harmony del mazo de diez y tengo los otros prometidos…. Los otros cuatro, claro, a Tomás, Luis, Emilio y Javi, porque yo me voy a fumar uno, desde luego.

Quiero ser generoso, pero no tonto.

4 comentarios de “Perfect harmony

  1. Ramón Zapata dice:

    Buenos días Javier, absolutamente de acuerdo contigo y con Raimundo, nunca te vas a arrepentir de ser generoso, razón por la que me deberías regalar alguno de esos cigarros 😂😂😂.
    Un fuerte abrazo amigo.

  2. Ángel dice:

    Talento y generosidad es una combinación magistral de la que hace gala Eladio. Tienes mucha suerte de contar con su amistad.
    Una pregunta: Qué añejamiento tendrá el tabaco que forma la liga de un cigarro de 490,00 euros. Me imagino que es lo que encarece el cigarro.
    Gracias Javier, sigues haciendo Legión.

    • JAVIER BLANCO URGOITI dice:

      Pues, mira, lo sé y lo tengo apuntado, porque me lo ha contado Eladio. Te lo voy a decir de memoria, pero creo que es correcto si te digo que tiene tabacos con un añejamiento en paca, en el almacén, de más de 17 años y, al menos, otro de 15 años y uno de 10 años. Eso es dinerete, ¿verdad? Abrazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *