El Noi Tours (2): sabor a volcán

Son las seis de la mañana en Estelí, Nicaragua, las dos de la tarde en Madrid, aún no me creo que esté aquí, en este precioso país, desayunando estos aguacates que saben a aguacate.

Y fumándome un cigarro… ¿A las seis? Sí, a las seis, esa hora en la que, ya duchado y con los dientes cepillados, la boca está preparada para todo… Son unas muestras que Damián Tapanes, el dueño de la fábrica de la Rosa de San Diego, me tenía diligentemente preparadas para probar según llegara y que nacieron el día que nos conocimos en Argo, en Madrid, de una conversación sobre lo que nos gusta en un cigarro.

SI EL NOI ME DICE VEN

A ambos nos gusta mucho la capa Sumatra Ecuador. De hecho, se lo dije, lo publiqué y lo repito: su Rosa de San Diego Sumatra me parece excepcional.

Así que no me dio tiempo ni a pedir un café ni a darme una vuelta por la fábrica. Nada más llegar, a fumar muestras y a que Damián me explicara qué había puesto en la ligada que le daba ese sabor a tierra tan intenso, muy, muy nicaragua.

Ese sabor a volcán.

«Eso es la hoja de tabaco de Ometepe«, me dijo. La isla de Ometepe está situada en el centro del lago Nicaragua y ya sólo su perfil de grano en la espalda es un espectáculo.

Allí se cultiva ese tabaco, no mucho, porque la isla da de sí lo que da y no hay más, que Damián asegura que es el mejor del país. Yo siempre huyo de términos absolutos como mejor y peor, entiendo que en el mundo del tabaco siempre hay que aplicar un porcentaje alto de percepción personal y de gustos particulares, pero tengo que decir que esa hojita de Ometepe condiciona totalmente el cigarro: tiene sabor, tiene fortaleza y tiene un dulzor tostado muy especial.

Un sabor que yo he clasificado en mi memoria como «volcán» y no porque haya chupado alguna vez una piedra volcánica para conocer su gusto (al menos no recuerdo haberlo hecho), sino porque cuando me salta en el hipotálamo me acuerdo de Ometepe, esa isla a la que el volcán Concepción le da un altivo perfil de enorme golondrino.

EL NOI TOUR (1): UN POLÍGONO

5 comentarios de “El Noi Tours (2): sabor a volcán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *