Tendrán sentido

A mi vuelta de la IPCPR de Las Vegas dije, y tenía su sentido, que me daban envidia los americanos y que nos quedaba mucho, pero mucho, pero mucho, mucho que aprender de ellos.

Nosotros, en la vieja España, estamos aún en eso: en la vieja España, con los viejos preceptos de la vieja España y nuestro viejos axiomas de sabios de otro tiempo. Llevado al progreso, nosotros somos Ptolomeo, pensando aún que somos el centro del universo…

Abajo, Ptolomeo (había que llenarlo y lo llené, que mi madre es de Bilbao).

IMG_3305

Y en Estados Unidos ya han llegado a la Luna. Que sí, Casillas, que han llegado. ¡Y hay agua líquida en Marte!

Que si la capa no tiene importancia en el sabor… FAAAAALSOOOOOOOOO

Que si el cigarro tiene que estar blando para tirar…. FALSOOOOOOOOO, COJONES

Que las capas oscuras son más fuertes…. QUE NO, COÑO

Que un cigarro fuerte tiene que ser agresivo… NEGATIVO

Que el celofán es propio de cigarros de poca calidad… PARA NADA

Y los puros, se guardan en la nevera, que es un espacio seco y lleno de olores, junto a las sobras del día anterior, en vez de entrar en la web de La Camera, probablemente el mejor fabricante artesano de humidores de España, y comprarle una de sus preciosidades.

lacamera1

7_big.png

Artesanales 100%, preciosos, con un acabado de lujo y un sistema único de humectación y aislamiento. Echad un vistazo a su web LA CAMERA HUMIDORES.

Y no, no me paga la publicidad. Le hice una entrevista en una ocasión y me encantó tanto él, Ramón La Camera, como su historia y su trabajo es de diez.

Viene a cuento porque el negocio de los humidores en España es inexistente, prácticamente, lo cual no dice mucho de nosotros.

El otro día os saqué el tema de la ceniza del cigarro con una pregunta trampa… TRAMPA… cuya respuesta era muy sencilla. Aunque hubo alguna respuesta muy buena, desde luego, e informada, la mejor y más sencilla debía de haber sido “todo”. ¿Qué información nos da la ceniza de un cigarro? Nos lo cuenta todo, es el karma del tabaco, su código de barras, su trazabilidad, desde la tierra hasta la combustión, pasando por la fermentación y, por supuesto, la construcción. Con la ceniza de un cigarro podemos saber si, verdaderamente, estamos ante un cigarro de calidad.

IMG_3964

Por ejemplo, ésta, de un cigarro del que no voy a hablar, nos cuenta que ha habido prisas en su proceso; su color gris oscuro con rodales nos informa de que es un tabaco que no está bien fermentado, es decir, que le falta “cocción”, tiempo, y que su sabor es agresivo en nariz y que apenas deja otro aroma que una fuerte sensación de amoniaco. Ese cigarro está mal fermentado y mal construido, le falta tabaco en su interior, sabe a cuarto de baño recién fregado y, en definitiva, es una puta mierda.

Así de claro: una puta mierda. Por el entorno de los 10 euros.

Para que lo entendáis bien, es como un mal whisky al que, al acercarle la nariz, el golpe de alcohol te da en los ojos: no está bien integrado en el licor y resulta un aguardiente agresivo que más vale tragar de golpe, porque sabor, lo que se dice sabor, con complejidad, matices, esquinas, recovecos y memoria, apenas tiene. Entiendo que haya gente a la que esto le guste. A mí, en cierta circunstancia, me encanta el sencillo y honesto vino de pitarra, pero que nadie me lo intente colar por Vega Sicilia Único poniéndole la etiqueta porque es un engaño.

Después está este otro, que sí voy a nombrar: H.Upmann Magnum 46

IMG_3859

Purazo, aunque, como pasa con muchos cubanos, con menos tabaco del que debería, pero, pase, que es un SANTO H.UPMANN MAGNUM 46 (VG: Corona Gorda, 143 mm x 46).

Os las pongo al lado para que veáis la diferencia.

IMG_3860.JPG

Esto viene a cuento porque en Las Vegas, con Michael Wang, nos fumamos un Arturo Fuente Don Carlos nº2 (Formato Pirámide, 152 mm x 55). Intenté sacarle fotos a la ceniza porque era, después de la camarera, el mayor espectáculo del Dorsey Cocktail Bar, un lugar demasiado oscuro (y febril) como para que la foto pudiera mostrar la blanca apariencia de aquella ceniza, su estructura perfecta de quemado regular, sin un punto negro que pudieras decir que había un mínimo fallo en la fermentación, de una consistencia tan recia que podías quitar la ceniza con la mano del cigarro y echarla al cenicero porque ni la falta ni le sobra un gramo de tabaco.

Por cierto, que la camarera se puso pesada y, al final, me tuve que sacar una foto con ella. Me pasa mucho.

203aa45e-9426-42dc-b57d-95e9425f26b5

Es el cigarro que está en la foto principal de la entrada. La repito aquí.

Arturo Fuente Don Carlos

Uno de los mejores puros que me he fumado este año y es que, ya se sabe, only fuente is fuente.

Toda ceniza que se precie debe parecerse lo más posible a aquella y todo lo demás son excusas vanas y justificaciones sin sentido. La del Don Carlos estaba ya anunciada en el soneto de Quevedo: “Serán ceniza, más tendrán sentido“.