Año del cerdo, pero ibérico

Pues qué os voy a decir: que me ha encantado el VegaFina Año del Cerdo. Que me parece un purazo, con una complejidad exquisita y una fortaleza pensada para mí, yo diría que media, más de lo que es regular en la marca líder en España y que, además, tengo que decir que con las ediciones especiales, últimamente se están saliendo del término. 

Ya me gustó, mucho y lo dije, el 20 aniversario (que tenía, además, el aliciente de que cumple los mismo años que yo), pero es que el Año del Cerdo me ha parecido uno de los cigarros más sorprendentes y completos de los que he fumado este año. Tanto que yo que ya tenía casi decidido el cigarro indultado de este año, ahora vuelvo a tener dudas. 

Porque este VegaFina es del Año del Cerdo, pero ibérico. Por cierto, que no sé muy bien la ligada pero me apuesto un brazo a que tiene piloto cubano y no poco. Un tabaco exquisito. 

VegaFina Año del Cerdo, por ocho euros, un cigarrazo
VegaFina Edición Especial Año del Cerdo

De eso ya os hablaré otro día. Mientras tanto, os cuento que me fui a Toledo con mi perro asesino el sábado con la promesa de pasar una mañana de campo como a mí me gusta, con el perrete dando brincos por ahí y  despellejando a unos cuantos bolos vivos y que lo vi cristalino: en el viaje de ida me iba a hacer compañía un cigarro. ¿Cuál? Miré los que tenía pendiente de fumarme y no lo dudé. 

Esto es lo que pasó:

Y si te ha gustado el vídeo tanto como a mí el tabaco, o un poco menos, no vamos a ponernos exquisitos ahora, pues suscríbete al canal que pronto, muy pronto, voy a subir un estriptis integral de Woody.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *