Y Burkina The Hat, último premio

Casi me da hasta pena. Con la de curro que me ha dado el concursito chorra de los cullons. Último post sobre Burkina The Hat, último premio del “col-tu-action” más memo de la historia que, en verdad, debería llevar sólo una palabra: ¡GRACIAS! Si acaso, tres: ¡GRACIAS A TODOS! Este impagable vídeo que ya encabezará (para siempre es mucho decir en Burkina, teniendo en cuenta que funciona a base de ocurrencias) todos los Revids del canal Youtube, ya ha merecido la pena. Vedlo, por favor. Dura seis o siete segundos:

¡Qué grande eres, Pepe!

Viendo el nivel de suscripciones al canal y las veces que se ha visualizado el vídeo, entiendo que muchos no os habéis enterado de lo quienes son los nominados al tercer premio y qué es lo que se disputan. Pues si os queréis enterar, al menos de la caja (preciosa) de puros que se va a llevar el ganador, lo veis.

Y os suscribís al canal, hostias. Que os…

El premio también se contaba en detalle en la entrada del 7 de marzo, LAST CALL (BURKINA THE HAT), me doy cuenta de que es viernes, que seguramente estás en la oficina mirando el reloj para salir de najas y con el mosqueo del jefe, lo mismo no puedes enchufar un vídeo en el que en el primer segundo aparece un tío con bigote y tricornio gritando “¡Viva Burkina!”.

Al final son tres los ganadores. Mi hija Ana decidió dar su premio, un mañífico Cigar Spa, a Pepe Aguirre, por su “La gente canta con amor, que viva Burkina“. También estaban nominados Pedro Merino, Raúl Blanco y Marc Ripoll. Mi hijo Rodrigo, desde su sillón, eligió a Thomas Filipe por su “A mí me gusta el queso”, con dos cojones, que se lleva la caja conmemorativa de la cena de blanco de Procigar 2019, con once deliciosos y variados tabacos. También nominó a Raúl Blanco (siento que con dos nominaciones no haya habido premio, eres el Spielberg del tabaco), a Francisco J. Santos por “Devuélveme las llaves de la moto” y a Luis Fábregas por su imitación de Darth Barragán.

Y llega mi mujer y me dice, que es para matarla, “A ver, ¿qué es lo que tengo que votar?“. Suena un poco a patriarcado, ¿no os parece? Así que contesté: “Pues lo que te diga tu marido, cariño, como haces en las elecciones generales” y me gané una colleja segoviana de mano amplia, que no sé si sabéis que se ejecuta de derecha a izquierda, con un swing abierto, y arrastra la palma de la mano desde el costadillo trasero del cuello, pasando por la oreja, el moflete y hasta la nariz.

Hay temas sobre los que, al parecer, ya no se puede hacer un chiste, coño.

Aunque ya le había explicado la mecánica del concurso, como mi mujer es rubia (cuando quiere), se lo volví a contar y, por supuesto, hizo lo que le da gana, como siempre, porque no sé si os pasa a vosotros con vuestra pareja, pero la mía, con la que llevo desde el pleistoceno, cuando nos casamos la isla de plástico del océano era sólo como Perejil, el 99% de las veces que me pregunta por mi opinión lo hace para decantarse por lo contrario de lo que yo digo.

Así que con sus reales y muy suyos arrestos de castellana de padre y madre, Beatriz decidió nominar a:

Luis Gómez, por “En brazos”, no sólo porque le hacía gracias, sino porque Beatriz valora la implicación de Luis en el concurso. Mandó tres vídeos, además muy canónicos, es decir, respetando mucho lo que se pedía.

Martín Brea, por “El vuelco de la canica” que, en mi opinión, era de los más originales y con una estética muy chula, con ese travelling de abajo a arriba y Compay cantando de fondo.

Jordi Salvat, por “El demonio colorado”. Se decidió por el diablo rojo, pero podía haber cogido cualquiera de los otros, por la misma razón que eligió a Luis Gómez: vídeos arriesgados y canónicos y una muy agradecida implicación.

y

Víctor Sobejano, por “No merece menos”, en la misma línea que Martín Brea, porque se lo curró, hizo un montaje, puso música… No es lo que se pedía, es verdad, era mucho mejor y, entre los dos que mandó, se decidió por el segundo y me ha recomendado, y le voy a hacer caso (más me vale) que use el “Burkina [J’Adoooooooooore]” de Víctor.

Y la preciosa caja conmemorativa de la Cena de Gala de Procigar 2019, que tiene once tabacazos y un torcho que parece de publicidad de un puticlub tropical, pero de triple llama es para…

No mereces menos, Víctor, de verdad te lo digo. Te lo has currado, has ido a por la caja y mi mujer, que es la persona más tenaz que yo he conocido en mi vida, ha debido reconocer en ti ese mismo empeño y esa tenacidad. Enhorabuena, te digo lo mismo que a Thomas, aunque supongo que te veré en breve, si me mandas por email a jblancourgoiti@gmail.com tu dirección, hoy mismo va la caja por correos a tu casa.

Me gustaría, antes de despedir el concurso, volver a agradeceros a todos vuestra participación. Ha sido un exitazo, tendré que pensar alguna otra chorrada como un piano para hacer otro concurso (ya tengo una idea, temblad, pero me la quiero currar bien) y a todos los que habéis participado, por favor, mandadme vuestra dirección al mismo email, jblancourgoiti@gmail.com, que tengo un pequeño detalle sin mucha importancia para vosotros.

¡Los puros van al cielo! Bueno, estos van para un pueblo de Madrid

Si quieres conocer al segundo ganador, haz clic aquí

Si quieres conocer al primer ganador, haz clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *